Reportaje Córdoba

Fino Flor: Rizando el rizo

Por José Ignacio Santiago,

En esta ida y vuelta en la que llevamos ya unos años, aún nos quedaban bodegas y lagares por descubrir, como es el caso que hoy traigo. Se trata del Lagar de Casablanca, ubicado en Moriles justo antes de entrar a la localidad. La primera vez que los pude probar fue gracias a Pepe Salamanca (Cazuela Espartería) y Antonio Cano, de eso hace ya algunos años, y me gustó su personalidad. Este Fino Flor es un rizar el rizo dentro de un vino de Moriles, que recordemos que se asienta sobre un suelo de origen oligoceno, una albariza blanca, poco densa, con gran cantidad de diatomeas, que permite almacenar un 40% de humedad en el subsuelo para poder subsistir en las altas temperaturas que ya están empezando a notarse estos días.

lagarcasablancapeq
Y digo que es un rizar el rizo pero más bien es una selección realizada entre todas las botas de crianza biológica, de una edad aproximada de 7 u 8 años de media, buscando una mayor limpieza de nariz, que sea franco, que es como se dice en términos de cata. Así, encontramos un vino límpido en fase visual con los matices amarillo verdosos característicos. Elevada intensidad olfativa, con una levadura muy destacada en primer término, junto con la madera vieja, almendrado, pujanza de la crianza pero elegante, sin saturar pero con personalidad. En boca es muy amplio, redondo, con una sapidez final elevada, que aparece en los vinos de Moriles una vez han consumido la glicerina que puede enmascararla. Se aprecia la textura aportadas por las levaduras muertas del fondo que van liberando las manoproteinas que le dan el volumen de boca que tiene en su paso por boca.
Un vino potente y fresco a la vez, redondo, pero que necesita ser sentado a la mesa, para acompañar a unos 9-10 ºC salazones, ibéricos, sardinas ahumadas, verduras plancha,…
Lagar de Casablanca, ubicado en el pago del mismo nombre, al parecer fue habitado por monjes dominicos hace 400 años. Actualmente lleva 25 años en manos de la familia de Juan Villa, y con futuro asegurado ya que su nieto David, de 9 años, apunta maneras, lleva media vida venenciando con un arte impresionante, cantera de otro figura como es Rafa Fernández. Y es que Moriles es mucho Moriles. ¡Salud!

Valoración:

Presentación: 5

Aroma: 8

Sabor/Armonía: 9

Dónde comprar en Córdoba: 
Bar El Puerto (plaza de las Tendillas)
lagardecasablanca@gmail.com
Precio en tienda: 4,5 euros aprox.