Reportaje Córdoba

¿A qué sabe Pozoblanco?

Por María José Martín,

La dehesa ha marcado desde antiguo la trayectoria gastronómica de Los Pedroches y de su capital, Pozoblanco. Dentro de sus confines se cría el cerdo y ibérico y el cordero de raza merina, ingredientes fundamentales de la cocina tradicional y base de un gran número de platos y recetas.
Una cocina que bebe de la tradición andaluza, pero también extremeña y manchega, fruto de las estrechas relaciones que se han ido forjando a lo largo de los siglos con estas zonas fronterizas.
El jamón es santo y seña de la gastronomía de Pozoblanco, que también se nutre de carnes frescas de cerdo, ternera y cordero, chacinas y quesos.
Si quieres saber a qué sabe Pozoblanco, sigue leyendo.

 

rincondejuanw

El Rincón de Juan

El Rincón de Juan es una taberna con sabor, que contiene la esencia del Valle de Los Pedroches.
Se trata de una parada obligatoria para comer y para tapear, donde cabe esperar calidad a precios razonables. El restaurante se encuentra adosado al bar en una carpa muy bien decorada y muy confortable.
No hay menú, aunque la carta ofrece una amplia variedad de opciones que anima a pedir medias raciones y compartir los platos entre varios comensales.
En su carta figuran los imprescindibles de Los Pedroches, como el lechón frito, la carne de ibérico, el queso de oveja, el jamón y las chacinas, aunque también tienen mucho éxito su surtido de croquetas, su revuelto de morcilla caramelizada con chipirones y su pulpo a la algecireña.
Los postes también son caseros; no se pierdan el yogur.

Calle Felipe II, 24

 

elpilarw

Mesón Restaurante El Pilar

Ubicado muy próximo al recinto ferial, el Mesón Restaurante El Pilar ofrece las mejores carnes del Valle de Los Pedroches.
En este restaurante de aspecto rústico y con encanto, que cuenta con un salón climatizado y un patio andaluz, es posible disfrutar de especialidades como el chivo asado, el cochinillo deshuesado y el rabo de toro.
Como es preceptivo, no faltan en su carta un buen jamón ibérico, queso, presa ibérica, lomo de la orza y chuletón de vaca.
Además, disponen de un menú diario a buen precio, además de una sala de juegos infantil que los padres agradecerán.

Ronda de Los Llanos, 34

 

lacepaw

Mesón Restaurante La Cepa

Quien busque cocina andaluza de calidad no quedará defraudado con el mesón-restaurante La Cepa, donde encontrará calidad, buen precio, platos originales y excelente servicio.
Sus productos, tradicionales, están elaborados con maestría. Su especialidad son las carnes del Valle de Los Pedroches y el buque insignia de su cocina es el lechoncito ibérico frito al estilo La Cepa.
Tienen fama sus carrilladas de cerdo ibérico, el rabo de toro, la pierna de cordero, el codillo al horno, el solomillo ibérico o la carne de monte.
No obstante, en la carta de este mesón de ambiente taurino también hay lugar para el pescado, ya sea ventresca de atún, lomo de bacalao, sepia o anchoas del Cantábrico.
Este clásico de la comarca cuenta, además, con una bodega bien surtida, que ayudará a digerir los manjares que salen de sus fogones.

Calle Villanueva de Córdoba, 20

 

elcomeybebew

Restaurante El Come y Bebe

Ubicado en la zona comercial de Pozoblanco, el restaurante El Come y Bebe ofrece cocina tradicional cordobesa de elaboración casera en un ambiente informal.
En este popular establecimiento, abierto desde 1995 y recientemente reformado el pasado año, sirven bocadillos, pizzas, platos, combinados, hamburguesa, sándwiches, ensaladas y raciones de pescado.
En total, hasta 105 platos para toda la familia con una excelente presentación y relación calidad-precio. Son muy reputados sus flamenquines, la pechuga rellena o las pizzas.
También sirven un menú diario a un precio realmente imbatible y con una variedad apabullante: nada menos que tres primeros y más de quince segundos a elegir. Si lo prefieres, te llevan la comida a casa.

Calle Antonio Porras, 10

 

restaurante-los-monterosw

Restaurante Los Monteros

Los Monteros es un restaurante familiar donde el cliente es tratado con tanto cariño como la materia prima que trabajan.
El cliente puede elegir entre varios ambientes: la barra para raciones y tapas, un agradable y espacioso comedor interior y una tranquila terraza.
Elaboran una cocina de confianza, hecha con mimo y gusto por el detalle, en la que son protagonistas las carnes del Valle de Los Pedroches, junto a la caza.
Figuran en su carta entrantes como las berenjenas fritas con miel, la ensalada de naranja y bacalao, el surtido ibérico y las tortas de hojaldre con revueltos. Sus croquetas de salmorejo resultan todo un descubrimiento.
Igualmente, es posible disfrutar de una buena paella o de platos de pescado como la sepia en salsa verde. Y, cómo no, el mejor jamón ibérico de Los Pedroches.

Calle Jara, 44

 

quercus_w

Restaurante Quercus

Quercus, el restaurante del hotel HC Zoom, presenta una gastronomía que combina la tradición con la modernidad.
El comensal puede decantarse por el menú del día, por una carta para tapeo o pasar a su restaurante para disfrutar de platos más elaborados.
El profundo respeto por la materia prima asegura la calidad de los asados de carne y de los ibéricos, que son los ejes fundamentales de su propuesta gastronómica.
No obstante, se asoman su carta efluvios de otras culturas, como la mexicana o la asiática, con creaciones de fusión como las fajitas mexicanas de secreto ibérico.
Se trata de una extensa carta compuesta por una treintena de referencias, que contempla así mismo pescados y arroces, además de las sugerencias de temporada. Y todo ello, regado con una buena carta de vinos.

Calle Ronda de los Muñoces, 2

 

restobarw

Restobar

Desde su apertura en 2015, el Restobar se ha erigido en toda una referencia gastronómica en Pozoblanco.
Al igual que el local, que presenta una puesta en escena diferente y moderna, su cocina se caracteriza por platos con un toque original que se salen de lo habitual.
Su propuesta culinaria mezcla la modernidad con la tradición de la comida vallesana, sin olvidar los orígenes ni, por supuesto, la materia prima apegada al territorio.
Bien sea para disfrutar de unas tapas y su extensa barra de pintxos o para adentrarse en la carta del restaurante, el Restobar bien vale una visita. La carta de vinos es extensa y variada, lo cual es de agradecer.
Junto a las carnes de Los Pedroches, figuran platos muy demandados como el Atunatto Vitelatto Calentatto, una versión del Vitello Tonnato italiano; la ensalada de pluma escabechada, las croquetas de atún teriyaki o la ensalada de perdiz.

Calle Villanueva de Córdoba, 93