Reportaje Córdoba

Bar Córdoba (La Granjuela): La cocina gallega del Guadiato

Por Rocío Linares,

Bar Córdoba (La Granjuela): La cocina gallega del Guadiato

Yolanda es la cabeza y manos de este negocio pero el alma lo pone su marido, el gallego. El Bar Córdoba de La Granjuela es una cocina de Galicia en el Valle del Guadiato. Su municipio apenas llega a los 500 habitantes pero al local no le falta jaleo de todas partes de España. Ya sea por el pulpo o las carnes que traen del norte, este local es un punto de parada obligada para muchos paladares selectos en la provincia.
«Muchos clientes vienen con familiares de fuera, de otras provincias que dicen que en ningún otro sitio se comen este pulpo», presume Yolanda Monterroso, la gerente del Bar Córdoba. Y es que lo compran ellos mismos en Galicia. Precisamente cuando cuenta estos detalles, su marido está en su tierra haciendo compra de producto fresco. Al éxito del pulpo le ayuda que lo hacen únicamente por encargo. «Cocido y servido, así se mantiene fresco», relata Monterroso. Afirma que «no hay ningún secreto en eso de cocer bien el molusco, simplemente acertar con el tiempo». Y esta es una ecuación que después de muchos años ya tiene aprendida.
Hace algo más de dos décadas, justo empezando el verano, abrió sus puertas el Bar Córdoba. Desde siempre ha incluido en su carta algunos platos tradicionales de la zona como el salmorejo, los flamenquines y pescado frito aunque sobre estos destaca el lechón.
En el otro apartado de su cocina estarían los productos gallegos como carnes y marisco. «La carne de ternera y vaca vieja gallega también es popular. Las hacemos a la brasa con un carbón especial», añade la cocinera. Según relata, sus brasas son hechas de forma artesanal en las carboneras. «Se entierran y se hacen lentamente como antiguamente», apunta. «Y el resultado es carbón auténtico que da un sabor a la carne ibérica diferente».
Yolanda insiste en que en su bar sirven los alimentos de la forma «más natural y auténtica posible. Sin salsas o condimentos que resten sabor al producto porque lo primordial es conseguir una materia prima de calidad». Siguiendo con sus propuestas, la propietaria habla de unas ensaladas y en concreto la que lleva queso gallego de O Cebreiro. «Se parece al queso fresco pero se desmiga y como los clientes no están acostumbrados a ese queso se pide con mucha frecuencia», especifica la mujer, que no quiere olvidar reseñar los arroces de marisco y el de bogavante, siempre por encargo. En el Bar Córdoba hay un festín gastronómico cada fin de semana y entre semana ofrecen menú para trabajadores y viajeros de paso que prefieren algo rápido.