Reportaje Córdoba

Todas lo que debes saber del chorizo de Morente

Por Rocío Górriz,

Morente es una aldea que pertenece a Bujalance y se encuentra ubicada a 5 km de este y a 40 km de Córdoba. En la actualidad residen menos de 100 personas y muchas de ellas de avanzada edad. Desde la Asociación de Mujeres Grailla se está trabajando para cambiar esta dinámica de despoblación con actuaciones con las que se pretende recuperar todo su patrimonio inmaterial.

Y una de las más deliciosas iniciativas tiene a su riquísimo chorizo artesanal como excusa y protagonista. Desde hace seis años la aldea suele organizar jornadas de convivencia en torno a la gastronomía más tradicional. Así pues, el Día del Chorizo Artesano es una actividad impulsada por la Asociación de Mujeres Grailla y el Ayuntamiento de Bujalance con la colaboración de la Delegación de Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación.

De este modo se da a conocer el pueblo y se divulgan tradiciones vinculadas a su gastronomía.

Pero, ¿qué es lo que caracteriza al chorizo de Morente?

A diferencia de muchos otros, en los que se emplean piezas menos nobles del cerdo, en este caso se usa el lomo del animal, con lo que su calidad es muy superior y se recuperan sabores que ya prácticamente se habían perdido.

La carne procede del proceso de matanza, que tiene lugar con la llegada del frío para que la materia prima se conserve más y mejor y se cure adecuadamente.

Al margen de la carne, los únicos aditivos que lleva el chorizo son sal, pimentón, ajos y laurel. Una vez que todo se mezcla se obtiene el picadillo, que se introduce con paciencia y mucha maña en las tripas naturales de cerdo, bien con embudos o con maquinas más modernas diseñadas a tal efecto.

Para la Asociación de Mujeres Graílla, «el principal objetivo que perseguimos es recuperar parte del patrimonio inmaterial de la aldea de Morente, un pueblo agrícola en el que la matanza fue un momento importante de la vida de los vecinos. Era una actividad que trascendía a la propia familia pues participaban también vecinos, amigos, mayores y jóvenes».

El programa de la jornada contempla la elaboración artesanal del chorizo, una exposición de utensilios tradicionales y una degustación de migas con chorizo. Además, también suele haber actividades infantiles y actuaciones musicales.