Reportaje Córdoba

Anisados y dulces ruteños deluxe

Por Rocío Górriz,

En la localidad de Rute las fábricas de dulces navideños y destilerías de anises funcionan a pleno rendimiento desde finales de verano. Sus plantillas se han visto notablemente incrementadas, no sólo para llegar a tiempo en la cadena de producción sino también para facilitar la venta y la atención al público que visita sus instalaciones como una atracción navideña más.

Juan José Garrido Sánchez, gerente en una de las fábricas más famosas, La Flor de Rute, nos explica:  «Se empieza a fabricar a mediados de septiembre y esto se prolonga hasta el 20 de diciembre. Durante esta temporada somos un total de 51 empleados directos mientras que el resto del año sólo hay 9 trabajadores». Juan José reconoce igualmente que «entre 2010 y 2014 la crisis se vivió con intensidad en este sector pero ahora se ve a la gente más animada a comprar y a celebrar». Tanto es así que estima que «las ventas aumenten entre 5-8% respecto al año pasado y que en la producción se alcance un volumen total de aproximadamente 460.000 kilos».

En esta ingente cifra están incluidas tanto las 28 especialidades que elaboran como lo que ellos llaman los superclásicos: polvorón de almendra, mantecado de ajonjolí y canela, mantecado de AOVE, mantecados de chocolate y también los de limón.

¿Los más vendidos? Sin duda, el alfajor de almendra, el bombón de almendra, la cordobesa (bombón de chocolate con avellana cordobesa), el pastel de gloria, los huesos de santos y las glorias de trufa.

Al margen de toda Andalucía, donde sus creaciones son toda una institución, «la Flor de Rute cada vez consolidan más su posición en Barcelona, Madrid, País Vasco y algunas zonas de Asturias», destaca.

Y este año para celebrar la llegada de su fiel clientela, ha expuesto en sus instalaciones una réplica en azúcar del Taj Mahal, que ocupa casi dos metros cuadrados.

tajmahalpeq

El público podrá contemplarlo al igual que su famoso Museo del Azúcar (hasta el 5 de enero) en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas durante todos los días de la semana.

Otro de los especialistas que han valorado la actual campaña es Jorge Garrido, gerente de otras dos empresa punteras en el sector, Garrido S.A. y Galleros Artesanos. Respecto a la primera afirma subraya: «La producción este año ha sido del 18% más respecto a 2016. Han sido un total de entre 300.000 y 370.000 kilos, para lo cual se han empleado a fondo 70 trabajadores desde el pasado mes de agosto». Sus elaboraciones más populares son los chocoalmendra (porciones individuales de chocolate con almendra),  el turrón (en porciones individuales de 35 gramos) y la fruta confitada (peras, cidra, calabaza, melocotón). Garrido cuenta en sus instalaciones con tienda propia y con su famoso Museo del Turrón, donde este año los visitantes podrán ver a Cristiano Ronaldo, realizado en merengue, en el campo de fútbol. ¿Su horario? Todos los días de 10:00 a 13:30 y 16:00 a 19:00 horas hasta el próximo 5 de enero.

Por su parte, Galleros Artesanos, de cara a la Navidad «ve ampliada su plantilla en un 40%. Durante todo el año suelen ser 33 trabajadores, mientras que en plena campaña se recurre a entre 12 o 15 personas más».  Buenas noticias también para «las previsiones de ventas, que parece ser que se verán incrementadas en un 40% en respecto al resto del año, y  un 5% más en comparación al año pasado». De su obrador saldrán 250.000 kilos entre especialidades (trufa, delicias de coco, alfajores (que es su producto estrella), bombón de Navidad, Mezquita (chocolate con avellana cordobesa) y mantecados (mantecados y polvorones).

Aunque ellos también cuentan con pastelería artesanal, en la que constantemente se pueden adquirir los deliciosos piononos de Rute.

Como novedad, «se espera que a mitad de campaña esté lista una línea de chocolates puros belgas y suizos». Ésta incluirá bombones esferas de 4 variedades, grajeados (frutos secos bañados en chocolate), snacks y tabletas de chocolates.

Pero si con todo esto aún no les han tentado suficiente, su gigantesco Belén dulce bien vale una visita a sus instalaciones. Este año está dedicado al Patrimonio de la Unesco, por lo que se podrá contemplar la Catedral de Santiago de Compostela, las Casas Colgantes de Cuenca, el Tajo de Ronda y el Alcázar de Toledo, entre otros. Además, en otra sala se puede ver la imagen de El Cautivo y de La virgen del Rocío, realizados en fondant. Al igual que Garrido tiene despacho propio de venta y su horario es el mismo.

machaquito

Y para maridar los mejores dulces navideños qué mejor que licores y anises, buques insignia de la localidad cordobesa. Dos de sus destilerías señeras son Raza y Machaquito.

En Raza se muestran optimistas y valoran en «un 20% el incremento de las ventas esta temporada».Para ello cuentan con entre 8 – 10 variedades para conquistar al público. No obstante, reconocen que los anises más vendidos son:  seco y dulce y la crema de anís, sobre todo desde mediados de septiembre hasta finales de año. Quizás parte de su éxito se deba a que este negocio familiar ha permanecido fiel desde 1876 a su tradición anisera. Una oportunidad única es visitar de lunes a viernes sus destilerías para conocer su magia desde dentro.

Por su parte, Francisco Reyes, coordinador de la Destilería Machaquito, destaca que en los últimos meses del año venden «un poco más pero no mucho más».  Reyes nos lo explica: «Contratamos más personal porque ampliamos el horario de nuestra destilería para los visitantes . De lunes a viernes: de 09:00 a 20:00 y fines de semana de 10:30 a  20:00 horas. Este año tenemos previsto crecer un 12%  respecto a 2016. Serán 270.000 litros entre todas las variedades los que produzcamos a lo largo de 2017».

Los preferidos del público son anís dulce, licor de guindas y licor de café. La visita a su recinto es gratuita y destilan exactamente igual que lo hacían en el siglo XIX, en alambiques centenarios con leña de olivo como combustible