Reportaje

¿Sabes cómo debería ser el desayuno perfecto?

Por Luis Ybarra Ramírez,

Dietas milagro, consejos que nos hacen dudar, nuevas costumbres. Parece que mientras mayor es la información que tenemos a nuestra disposición, mayores son los interrogantes. Alimentos prohibidos, neologismos que se implantan al idioma, rutinas que llevamos a gala sin conocer su verdadero beneficio o perjuicio. ¿Desayunamos bien los españoles? ¿Qué deberíamos incorporar a nuestras mañanas y de qué deberíamos quitarnos? Acudimos a un especialista para ahondar en esas preguntas que a menudo nos hacemos, pero de las que todavía no hemos encontrado una respuesta convincente.

Pablo Zumaquero es dietista, nutricionista y tecnólogo de alimentos. Aunque ahora vive en Segovia, donde tiene su propia consulta, nació, se crió y estudió en Sevilla, licenciandose en Nutrición y Dietética en la Universidad Pablo de Olavide. Ha publicado «El método sin», una guía para aprender a comer de la mejor forma. Es muy activo por las redes sociales, sobre todo en Facebook y Twitter, y se ha convertido, casi sin darse cuenta, en un divulgador capaz de influenciar a algunos de sus seguidores en aspectos relacionados con la salud, lo que infunde una gran responsabilidad.

pablo

Lo primero, resolver un mantra que muchos han asumido como válido a fuerza de repetición. ¿Es el desayuno la comida más importante del día? Pues, en realidad, «no hay estudios que lo demuestren. Tiene la misma relevancia que la comida o la cena». No importa, tampoco, «la hora a la que lo hagamos, pues simplemente lo que es necesario es romper el ayuno (break-feast), aunque sí es conveniente acostumbrar al cuerpo a una rutina. Una estabilidad».

Lo siguiente, por tanto, será determinar lo que deberíamos incorporar a esa rutina. ¿Qué debe tener un desayuno saludable? «Hay que introducir algo de fibra y proteína. Así nos llenaremos en el mismo momento y también varias horas después. La fibra, por ejemplo, podemos encontrarla en la fruta, el pan integral o los copos de avena. La proteína, en los huevos, el jamón, atún, queso o salmón. Una combinación de este tipo estaría bien para empezar el día».

desayuno-maravilla

¿Y de beber? «Lo mejor, el café», afirma con rotundidad. Porque «tiene cafeína, que es un estimulante que nos ayudará a quemar grasa y a estar más atentos. Además, tiene muy pocas calorías». Los refrescos azucarados habría que eliminarlos. Y, aunque no estemos tan concienciados, «el cacao en polvo de las principales marcas tienen un componente de azúcar muy elevado, no son nada saludables». Asimismo, «el otro problema que tiene el azúcar en estas cantidades (70-80%) es que puede causar somnolencia cuando buscamos justo lo contrario».

«Hay gente que desayuna cosas todos los días que deberían ser esporádicas». ¿Existen los alimentos prohibidos? «No, jamás». Sin embargo, la bollería y la repostería tendrían que convertirse en caprichos, no en alimentos habituales. Hablamos de churros, la mayor parte de las galletas, croissants y otros tipos de dulces.

Lo que se desayuna en cada país del mundo tiene un fuerte componente cultural. En nuestro caso, parece que estamos de suerte: la sobrasada, si no se toma en exceso, y la tortilla de patatas, dos habituales en nuestras mañanas, le parecen a Zumaquero «de lo menos malo. Tiene proteína y nos sentará bien. El error estará en la cantidad que tomemos, pues hay quien lo consume de forma desproporcionada». Por último, «optar por hacer el brunch inglés no es una mala opción si no nos llenamos demasiado y después somos capaces de continuar con una dieta fraccionada».

Entera de tortilla de Sabina

En definitiva, todo se resume en el hábito y la medida. No hay más secreto que acompañar nuestra dieta con actividades deportivas, comer de manera fraccionada (cinco ingestas al día) y consultar con los profesionales en caso de duda. Los caprichos son solo eso: irrupciones de la norma. Y esa norma está cargada de dosis certeras de tostadas con café, fruta, huevos y los demás ingredientes que pueden aportarnos la fibra y la proteína que nuestro cuerpo requiere.