Reportaje

Fromages de Fermiers, parada obligada para los muy queseros de Sevilla 

Por María Vázquez,

Junto a la Plaza del Salvador, escondido en la calle Blanca de los Ríos, se esconde un pequeño espacio dedicado al universo lácteo. Se trata de Fromages de Fermiers (“Quesos de Granja”) todo está cuidado al detalle. Unas pocas mesas nos dan la bienvenida a este rincón pensado para los amantes del aperitivo. 

Estanterías de madera con todo tipo de galletas (de nueces, de avellana, con trozos de manzana) y una rueda de queso que bien parece un adorno pero al contemplarla y sobre todo, al olerla, sabemos que es muy real. 

Y ante nosotros, lo que hemos venido a buscar: un mostrador lleno de múltiples variedades de quesos, salchichones, mermeladas de todo tipo, vinos y Lucas, el dueño del establecimiento y nuestro guía. 

A principios de septiembre, Lucas y su hijo se aventuraban en plena pandemia a abrir Fromages de Fermiers. Tras un año curtiéndose en Francia e Italia, regresaban a Sevilla con la intención de crear este espacio donde los visitantes pudieran deleitarse con sus quesos. 

Y decimos sus quesos, porque son afinadores, es decir, personalizan los quesos, dándoles los últimos toques y creando sabores únicos. Los cepillan, los aceitan y hasta los sumergen en licores y vinos para darles un sabor especial. 

Los traen de toda Europa, buscando siempre que sean producidos por los mismos ganaderos, para no perder de vista el origen del producto y ellos le dan el último toque. 

Pero a pesar del nombre, no todo es queso en Fromages de Fermiers, también disponen de foie (también casero), salchichones diversos (de parmesano, de nueces, con roquefort) y una buena variedad de maridajes, tanto vinos, como cervezas, licores e incluso limonadas. 

Todo puede pedirse para llevar, desde 100gr o tomarse en el local.

Se puede pedir una tapa o una tabla que Lucas prepara al momento con esmero: frutos, frutos secos, mermeladas, galletas. Pregunta por los gustos y recomienda el queso perfecto, buscando además el mejor acompañamiento para no enmascarar el sabor del queso y ofrecer una experiencia completa. 

En esta quesería también celebran catas semanales con diferentes quesos y maridajes y contarán,cuando las condiciones vuelvan a permitirlo, con afinadores de Suiza o Francia.