Lista

Helados artesanos: ¿Cuáles son los sabores que triunfan en Sevilla?

Por Rafa Sánchez,

Un bocado refrescante y, por qué no, también sano. Los helados de elaboración artesanal son una gran apuesta para poner la guinda a un almuerzo, dar sabor a un paseo de tarde o como postre de una cena.

En Sevilla no son pocas las heladerías artesanales que tratan con mimo sus productos, haciendo uso de materias prima de calidad y cuidando el proceso de elaboración de sus helados de principio a fin. GURMÉ sale a la calle a buscar heladerías artesanas de Sevilla y lo hace con una pregunta en mente: ¿qué sabor es el que más gusta a los sevillanos? Aún hay muchos locales especialistas en helados que siguen cerrados en Sevilla, sobre todo en el centro de la ciudad, con excepciones que merecen mención como Amorino. Pero estas líneas van centradas en los helados artesanos de Sevilla que ya se pueden disfrutar.

Centro

Este itinerario arranca en el centro de la capital hispalense. A pocos pasos de La Giralda se ubica La Fábrica de Helados, de Custrum (calle García de Vinuesa, 17). Una coqueta heladería que sirve en estos momentos de «nueva normalidad» un total de 24 sabores diferentes, como el de limón, el de naranja o el de Kinder Bueno. El sabor que más se pide en esta heladería es el de pistacho y el de vainilla.

En la Alameda de Hércules, otra gran opción para los enamorados del helado es Freskura (calle Vulcano, 4), que cuenta con 26 helados diferentes, todos ellos artesanales. «Con tanto calor como hace, tienen mucha salida ahora los de frutas», explica Lorena a GURMÉ Sevilla, pero las estrellas de la casa con los sabores de pistacho y chocolate. En Freskura destacan también los polos artesanales (de chocolate, fresa, maracuyá, frutos rojos, mango y limón) y la granizada de limón natural. Abre todos los días, de 13:00 a 0:00, viernes y sábados cierran a las 1:00. Y en la Plaza del Museo, Créeme Helados, sabores intensos en barquillos frente a un ficus centenario.

Selección de helados de Freskura

Selección de helados de Freskura

Todos los locales abiertos tiene ya la Heladería Bolas (Orfila, 1; Cuesta del Rosario, 1; Puerta de la Carne, 3; Castilla, 4). En Orfila, cuentan con 38 sabores en vitrina, dos de los cuales cambian semanalmente. En estas heladerías sevillanas hay especialidades de los más peculiares, como el helado Siglo XIII, inspirado en una receta encontrada en el Archivo de Indias (a base de crema de pistacho, huevo y agua de rosas) o El de Magallanes (con jengibre, cardamomo, clavo y canela). Los que más salen son el de mousse de chocolate, el de dulce de leche con granizado de chocolate, el de turrón, el de pistacho y el de queso con P. X. Mantienen sus puertas abiertas de 13:30 a 0:30.

Heladería Bolas en Sevilla

Heladería Bolas en Sevilla

Triana

Cruzando el Puente de Triana, vamos a la otra orilla de Sevilla para visitar la Heladería María Limones (calle San Jacinto, 19; Córdoba, 1). El origen de esta casa hay que buscarlo en La Antilla. Llevan 9 años elaborando helados artesanos con materia prima de primera calidad. De los 32 sabores que lucen en vitrina, el que más se pide es el de Camoy, «preparado con un chocolate con 85% de cacao que no lleva leche, sin gluten ni lactosa», cuenta Carmen. Abren de 12:30 a 0:00.

Dos locales tiene también la Heladería Verdú (Esperanza de Triana, 3; López de Gomara, 17). Ambos locales están abiertos desde el 22 de mayo y en López de Gomara tienen veladores. En esta casa se fabrican un total de 55 sabores diferentes que van rotando y en vitrina tienen alrededor de 36 expuestos. Cuestionada por los helados con más éxito «aquí los clásicos siempre triunfan», confiesa Mayte desde el mostrador, «como el de turrón de Jijona o a la piedra». Otros sabores que gustan y mucho son el de tarta de la abuela, el de pistacho, o el de queso con crema de mango. También son conocidos en Verdú los Napolitanos, unos polos artesanos de crema, de vainilla y chocolate o de nata y fresa. Están abiertos de 12:00 a 0:00.

Vitrina de Heladería Verdú

Vitrina de Heladería Verdú

Y en el número 5 de la calle Pureza, se pueden degustar las creaciones de Manu Jara. En materia de helados, este repostero tiene mucho que decir y lo demuestra tanto en el local de la calle Pureza como en la tienda de El Corte Inglés. «En El Corte Inglés tenemos cuatro sabores en exposición a los que se les da versatilidad trabajándolos con copas o batidos», explica a GURMÉ Sevilla. Estos sabores son vainilla de Tahití con brownie, pistacho italiano, frambuesa con anís y chocolate. En la calle Pureza a estos sabores se suman el de Baileys con hojaldre y yema tostada, el sorbete de mango y fruta de la pasión, el helado de cheesecake y el de coco. «Todos nuestros helados se elaboran de la manera tradicional, respetando los procesos de pasteurización, maduración y mantecación, y se realizan con materia prima de calidad, nada de polvos», añade Manu Jara. El horario del local de Pureza es de 9:30 a 14:30 y de 17:30 a 21:00 (fines de semana ininterrumpido), mientras que en El Corte Inglés abren de 10:00 a 20:00.

Manu Jara

Los Remedios

Ya en los Remedios, junto a la Plaza de Cuba, ofrece sus helados artesanales Heladería Jijona (Virgen de Luján, 32) que reabrió sus puertas el 23 de mayo. En estos momentos, Jijona cuenta con unos 25 sabores expuestos y entre los más solicitados está el de turrón de Jijona, el de turrón con trocitos, el de vainilla, el de chocolate y dulce de arte o el de stracciatella. Abren de lunes a domingos de 10:45 a 23:15, los viernes y sábados alargan el horario gasta las 0:30.

También queda hueco, por supuesto, para uno de los interesantes helados de Puro e Bio (calle Asunción, 48). Directamente desde Italia tradición y artesanía se unen en una creación única: helados elaborados a diario a la vista del cliente y solo con ingredientes naturales, y sin aditivos artificiales. Cuentan con una amplia variedad de helados de leche, helados veganos y de fruta fresca de temporada —estos últimos sin lactosa y algunos de ellos sin azúcar—. Algunas de sus especialidades son el sabor Giulia, Pistacho, Higo crocante y Jengibre y canela.

Helado de Puro e Bio

El siguiente negocio no es una heladería como tal, sino la insigne Confitería Rufino (Plaza de Cuba, 4), que también sirve helados. «La elaboración con ingredientes naturales es lo que hace que el sabor cremoso de nuestros helados sea totalmente diferente al resto. Nuestro empeño en conservar el proceso artesano de la Confitería Rufino hace que la producción diaria sea lenta y cuidadosa, lo que queda patente en el resultado final», afirman. En cuanto a los sabores, tienen de fresa, nata y nueces con miel, nata con piñones y caramelo, vainilla con cookies, turrón, chocolate, tocinillo… Abren de lunes a domingo de 10:00 a 15:00 y de 19:00 a 21:00.

Helados de Confitería Rufino

Helados de Confitería Rufino

Los Bermejales

Toca cambiar de barrio. En Los Bermejales hay varias opciones a tener presentes. Es el caso de La Golosa (Avenida de Alemania, 10), que cuenta con alrededor de una treintena de helados, entre tradicionales, veganos y sin azúcar. «Lo que nos caracteriza es que llevamos 32 años haciendo helados y los hacemos como lo hacíamos cuando empezamos», cuenta Francisca a GURMÉ Sevilla. El sabor que más se pide en La Golosa es el de chocolate, pero le sigue de cerca del de Kinder Bueno. Cuentan con otro local, el primero, abierto desde el año 1988 en la calle Arroyo, 76.

Es turno de la Heladería La Fábrica (Avenida Paseo de Europa, 25). En vitrina tienen 32 sabores, pero han servido más de 70 en su trayectoria. Los helados de esta heladería de Los Bermejales son artesanos y tienen mucho en cuenta el producto, usando siempre materia prima natural y leche de Alcalá. Una vez elaborados, «los helados se venden en menos de 48 horas para que estén lo más cremosos posible», aseguran. Los sabores estrella de la casa son los clásicos: chocolate, vainilla, y fresa, aunque también se buscan los de Kinder Bueno, Oreo, tarta de queso y mango. Cuentan con una selección de helados sin lactosa, preparados con puré de fruta y leche de soja. El horario es de lunes a viernes de 16:00 a 0:00; sábados y domingos de 12:00 a 0:00.

Heladería La Fábrica

Heladería La Fábrica

Y Helarte (Av. de Alemania, 5) luce 24 sabores en vitrina de helados artesanos. Tienen mucho éxito el Bananna Split, el helado de dulce de leche, el de tarta de queso, el de turrón y, en verano, los helados de limón y fresa. Pero el protagonista de esta casa es el helado de chocolate, elaborado con un cacao suizo al 70 por ciento. Abren de 15:00 a 0:00 de martes a domingo.

Helarte

Cruz Roja

Cambio de barrio para visitar otra clásica heladería de Sevilla. En Cruz Roja, Villar (Cruz Roja, 74) lleva abierta desde la Fase 2 aunque aún no han desplegado los veladores para tomar sus helados en la calle. La mayor parte de los helados de Villar son artesanales y siempre están innovando para producir nuevas creaciones. En total, hay más de 80 sabores diferentes, con una buena variedad de helados para personas con intolerancias. Casi nada. Los más novedosos son los helados de tarta de crema con yema tostada y los que más se venden don los de Kinder Bueno, el helado de tarta de zanahoria y el de mousse de chocolate. Abren de 15:00 a 1:30 (los fines de semana abren sobre la 14:00).

Algunos de los sabores que más salen en Heladería Villar

Nervión

En Nervión, entramos en Heladería Torres (avenida Eduardo Dato, 24), que cuenta con 34 helados expuestos y al menos 50 sabores diferentes en total. Algunos de estos sabores son el de Mars, el de trufa, chocolate a la naranja, frutos secos, crema catalana, mango o el de tocino de cielo. Y ¿cuál es el que más triunfa? Pues el helado de milhojas de nata, con permiso del de chocolate.

Pino Montano

En Pino Montano lleva 18 años vendiendo helados artesanales y hechos a diario Montano Helados (calle Cortijo de las Casillas, 12). Una heladería con arraigo en su barrio que sorprende con el helado de rebujito en Feria o el de torrija en Semana Santa. Los helados que más se piden en Montano Helados son el de chocolate y turrón, el de nata y piñones y el de stracciatella con vainilla. Otras especialidades que también tiene mucha salida son el helado de Huesitos, o el de pastelito Pantera Rosa.

Helado de Pantera Rosa de Montano Helados

Sevilla Este

La última parada de este recorrido tiene lugar en Sevilla Este. Concretamente en CaraPino (calle Periodista Juan Tribuna). Un negocio que elabora los helados a diario con leche fresca y que tiene alrededor de 50 sabores que van rotando. En el expositor mantienen 30 tarrinas para elegir entre las que destacan los helados basados en chocolatinas comerciales (como el de Kinder o el de Oreo, entre otros) y, sobre todo, el helado que da nombre al negocio: el Carapino, de nata, caramelo y piñones. Abren todos los días de 15:00 a 1:00.

Selección de Carapino, en Sevilla Este