Entrevista

Luis y Fernando Lalinde (Ikamar): El hostelero nos da ideas para perfeccionar nuestro producto

Por Isabel Aguilar,

Luis y Fernando Lalinde (Ikamar): El hostelero nos da ideas para perfeccionar nuestro producto

Ikamar es una empresa que distribuye pescado y marisco desde el origen, es decir, controla cada partida desde el momento de la captura y la entrega en apenas unas horas y sin manipular (en un 90% de los casos) a sus clientes. En los últimos años han aprendido de su relación con la hostelería sevillana a depurar los formatos que más cómodos resultan a los cocineros. Al frente están dos hermanos que conocen y cuidan los lazos que les unen a los restauradores hispalenses.
¿Cómo es su relación con la hostelería sevillana?
—Fernando Lalinde: Muy especial, en el resto del mercado en el que trabajamos lo hacemos con los distribuidores y solo tratamos directamente con los hosteleros en el caso de Sevilla y algunos de Jerez y Sanlúcar.
—Luis Lalinde: Cuando empezamos a trabajar en la empresa de nuestro padre él nos mandó a la calle a vender nuestro producto y desde entonces conocemos a muchos de los que hoy son nuestros clientes. De algunos de ellos incluso nos hemos hecho amigos después de tantos años.
¿Con qué establecimientos sevillanos trabajan?
—L.L.: En total son casi 300, y algunos de ellos son el Grupo La Raza, Blanca Paloma, La Isla, Mariscos Emilio o El Candil, entre otros muchos.
¿Qué es lo mejor de tratar con los hosteleros?
—F.L.: Ellos nos transmiten sus necesidades y nosotros las trasladamos a los armadores con los que trabajamos. De hecho, muchos de nuestros productos proceden de ideas que han tenido los cocineros, porque es más cómodo para ellos que les llegue el pescado en cajas de cinco kilos que en bloques de 30, por ejemplo, o que le lleguen los chocos limpios en cajas de cinco kilos. Nosotros se lo exigimos así a nuestros armadores y para ellos acaba siendo un valor añadido, porque profesionalizan el proceso y resulta muy atractivo para otros clientes que tengan. Al final es mucho más cómodo que los calamares vengan envueltos uno a uno o que las gambas se congelen en alta mar en cajas de un kilogramo.

ikamar3
¿Cuáles son sus productos con más demanda en la hostelería sevillana?
—F.L.: El choco, en el último mes hemos llegado a vender 5.000 kg. Con este producto ocurre lo que comentábamos, antes se clasificaba en tres tamaños: G, M y P y ahora los vendemos según su peso, lo que resulta mucho más rentable al hostelero. A veces le cuesta entenderlo porque mira más el precio que la rentabilidad, pero nosotros tratamos de explicárselo. Intentamos que nuestros comerciales hagan de asesores y les orienten en este tipo de cosas.
¿Qué más pescados les piden en Sevilla?

ikamar7
—L.L.:Lenguados, calamares, gambas y colas de langostinos. La mayoría de nuestro producto es natural, es decir, no tiene ninguna manipulación. Luego hay otra parte, como los filetes de amadai que vamos a presentar en breve, que están preparados sin espinas y fileteados.
¿Todo su producto es congelado?

ikamar6
—L.L.: Más o menos el 75%. También tenemos una planta de frescos en Sanlúcar de Barrameda desde hace cinco años donde nos llega pescado recién capturado en la costa de Cádiz que enseguida distribuimos a los restaurantes con los que trabajamos. En un servicio exclusivo que solo tenemos con clientes de primer nivel a los que les interesa tener el pescado no fresco, sino casi vivo. Tanto en el congelado como en el fresco, es vital la seguridad alimentaria que cuidamos al extremo y que debería ser una prioridad para todos los hosteleros.

El origen

Luis y Fernando son madrileños que siguieron los pasos de su padre hasta Sevilla, donde él había creado una empresa de distribución de pescado y marisco llamada Gelandalus. Empezaron a echarle un cable mientras estudiaban las carreras de Empresariales y Publicidad, respectivamente, y acabaron tomando las riendas del negocio, que en 2009 se fusionó con Ikamar. En la actualidad, distribuyen pescado a toda España, además de Italia y Portugal, tienen 28 trabajadores y venden 480 toneladas de producto al mes.