Lista

Bares cofrades en Sevilla: los 15 imprescindibles (y algunos más)

Por GURMÉ,

Con la Cuaresma recién estrenada en GURMÉ se antoja inevitable repasar algunos de los bares de corazón cofrade que salpican la ciudad. Ya sabemos que este año, por segundo consecutivo, nada será como queremos que sea y también esa época mágica que vive Sevilla durante 40 días se verá truncada por las circunstancias.
Ahora bien, eso no impide que, cumpliendo siempre las restricciones del momento, podamos visitar algunos de los establecimientos en los que embriagarnos simbólicamente de ese ambiente que tanto nos gusta.
Los hay con decoración cofrade, con carteles antiguos e imágenes de las tallas más queridas de Sevilla, pero también están los que apelan a otros sentidos, ya sea con marchas procesionales e incluso con un poco de incienso para trasladar con el olfato a cualquier templo de Sevilla.
Además de los que aluden al mundo cofradiero con los sentidos, están también esos bares y restaurantes que, por su cercanía con las iglesias y parroquias, son punto de encuentro habitual de las cúpulas de las hermandades.
En estos templos del buen comer la Cuaresma se saborea en forma de pavías de bacalao y espinacas con garbanzos, pero también otras muchas recetas típicas de estos días que tienen gran arraigo en nuestra ciudad, sin dejar atrás el sabor dulce y antiguo que traen las torrijas y pestiños.

Sabemos que no están todos y que algunos, por desgracia, no estarán de momento, ya que aún no han abierto tras el inicio de la pandemia, caso de El Tremendo de San Felipe. Pero los que citamos están todos abiertos y esperando a ese público que no está dispuesto a renunciar a los sabores de la Cuaresma sevillana.

Casa Ricardo antigua Casa Ovidio

No solo por sus famosas croquetas de bacalao, de las que hacen cientos e incluso miles cuando se acerca la Cuaresma, también por su ubicación y la decoración de sus paredes. Éste es sin duda uno de los bares imprescindibles para los que busquen empaparse del ambiente cofrade.
Aparte de las croquetas, el flamenquín y el solomillo al whisky también son los platos estrella de la carta, a la que añaden sugerencias todas las semanas. Ahora toca introducir platos de vigilia, dedicados especialmente al bacalao.

Toda la información sobre Casa Ricardo antigua Casa Ovidio

La Fresquita

La Fresquita es todo un templo cervecero y cofrade. En las paredes no cabe una sola imagen más y apenas se ve el color de la pintura. El bar está completamente vestido con imágenes y motivos de la Semana Santa hispalense. En la televisión se suceden los vídeos de cofradías mientras un incensario impregna el ambiente de un olor que nos traslada a la delantera de un paso.
La cerveza fría es su fuerte, y se puede acompañar con una tapa de sus conocidas espinacas con garbanzos, menudo, carne con tomate, ensaladilla o montaditos variados.

Toda la información sobre La Fresquita

Bar Santa Ana

Junto a la parroquia decana de Sevilla se encuentra este bar, que se ha convertido en punto de encuentro de los cofrades de Triana. Entre sus platos más destacados, se encuentra la delicia de solomillo o de pollo, según el gusto de cada uno. La carne está envuelta en bacon y tiene un dátil dentro de la carne, a la que acompaña una salsa al whisky. Envueltas en bacon también podemos degustar las pamplinas de gambas.

Toda la información sobre Bar Santa Ana

Bar Arco

bar arco sitios cofrades

Cruzando el Arco de la Macarena, justo al empezar a enfilar la calle San Luis, este acogedor bar nos envuelve en un ambiente muy macareno. La cercanía con la Basílica hace que sea zona de paso de los hermanos de la Macarena. Los chicharrones y la tortilla de patatas nunca faltan en la barra, a la que también añaden papas aliñás o las espinacas con garbanzos típicas de la Cuaresma. Los viernes de esta fecha hacen guisos especiales de este tiempo, como garbanzos con bacalao.

Bodega Soto

Mesa Bodega Soto

Es este uno de los bares cofrades destacados por su vinculación con la cuadrilla de costaleros de la Macarena, que sigue reuniéndose en este establecimiento y convocando también a los que ya se han retirado. Una de las mesas es una réplica de la parihuela del paso de palio, sobre la que se pueden un buen vino de Jerez y tomar viandas típicas de una abacería, como buenas chacinas, latas, quesos y montaditos.

Toda la información sobre Bodega Soto

La Chicotá

Cervecería La Chicotá

Esta bodeguita es uno de los clásicos de Luis Montoto, un bar vinculado a la hermandad de San Benito desde que abriera hace más de 35 años. Las paredes están llenas de recuerdos y fotografías de Cristos y Vírgenes que dejan los que van por allí. La gastronomía es típica sevillana, destacando sus montaditos y las tapas frías, como es el caso del salmorejo, la ensaladilla o las papas aliñás. También tienen bacalao y los caracoles son la estrella de la carta cuando llega la temporada.

Toda la información sobre La Chicotá

Bodega Romero y Mejías

Probablemente tengan el récord de estampitas y cuadros cofrades por centímetro cuadrado en varios kilómetros a la redonda. De la pared tienen colgada hasta una pizarra con la cuenta atrás para la próxima Semana Santa, y por supuesto, sólo pasando por la puerta, ya te envuelve la música que tan bien acompaña al compás de este pequeño bar.
En Cuaresma no faltan las pavías de bacalao y las espinacas, además de los tradicionales chicharrones y su ensaladilla.

Toda la información sobre Bodega Romero y Mejías

Entre Dos Hermandades

Como su propio nombre indica, este bar se encuentra entre Dos Hermandades: San Roque y Los Negritos. Y ahí se puede parar a tomar buenas chacinas y propuestas elaboradas como huevos estrellados con jamón, san jacobo ibérico o sus arroces.

Toda la información sobre Entre dos Hermandades

La Revirá

Con ese nombre era imposible no ser cofrade, y en Amador de los Ríos encontramos este establecimiento donde ofrecen buenas tapas en un ambiente que no defraudará a los más capillitas. La Paz, Los Panaderos o La Hiniesta son algunas de las hermandades cuyos titulares decoran sus paredes, aunque también cuentan con una amplia terraza donde tomar sus especialidades. Trabajan cocina tradicional, guisos caseros y en especial menudo. Otras recetas consolidadas son solomillo carbonara, papas bravas, flamenquines de melva, montaditos y champiñones rellenos. En temporada son imprescindibles sus caracoles y cabrillas.

Casa Vizcaíno

Casa Vizcaíno

Miembros de hermandades cercanas, como Montesión, La Macarena, La Amargura o El Carmen Doloroso paran en este emblemático bar de la calle Feria. Aunque se centran más en la cerveza, cuentan con tapas frías como las huevas de maruca, la mojama o el bacalao crudo salado, junto a los míticos altramuces y aceitunas.

Toda la información sobre Casa Vizcaíno

El Rincón de la Cigarrera

 

Poco más de un año lleva este pequeño establecimiento en Los Remedios, un refugio no solo para los hermanos de las Cigarreras, también para otros muchos parroquianos del barrio. En sus paredes los titulares de la cofradía vecina, y en las vitrinas recetas de cuchareo como espinacas, bacalao con tomate, albóndigas de choco, garbanzos pringaos, menudo o sangre encebollá.

Toda la información sobre El Rincón de la Cigarrera

Entrevarales

Como su propio nombre ya deja adivinar, Entrevarales es otro de los templos gastronómicos de ambiente cofrade. Fotografías en blanco y negro o en color donde resaltan imágenes de la Esperanza mientras en la cocina preparan cola de toro, menudo, montaditos o menudo, entre otras especialidades. Ubicado junto a Santa Catalina, tiene también tapas de Cuaresma como espinacas con garbanzos, pavías y taquitos de bacalao o torrijas.

Quitapesares

Quitapesares, aunque todos la conocen por la impronta flamenca que el inolvidable Pepe Peregil dejó en ella, también tiene su rinconcito cofrade y ha comenzado la Cuaresma llenando su ambiente del anhelado incienso. En ella solía reunirse (antes de la pandemia) la cuadrilla de Santa Marta para leer la lista en evocación de la antigua convocatoria de Puerta Osario en la que se llamada a los costaleros profesionales para llevar los pasos.

Toda la información sobre Quitapesares

En la espero te esquina

Sus paredes están decoradas por imágenes procesionales de varias hermandades, lo que supone un atractivo para los visitantes que siempre buscan a sus titulares. La tertulia “A pulso” tiene instalada allí su sede, incluso organizan un pregón. San Isidoro, hermandad vecina, está representada en este bar con maquetas de los pasos.
Aunque el pasado año falleció Pedro Anaya, su propietario, el establecimiento continúa abierta ofreciendo algunos de sus clásicos, como el mantecaíto al whisky, el pepito de pringá o su tapa más antigua: el emparedado de esquina, con carne picante.

Toda la información sobre En al espero te esquina

Bar Santa Marta

Bar Santa Marta

En las paredes de su interior aparecen las imágenes titulares de Santa Marta, El Valle y Los Panaderos, aunque sin duda es su terraza de la plaza San Andrés la más codiciada de este espacio donde el flamenquín y la tortilla de patatas tienen tallaje XXL. Ensaladilla o pescaíto frito son otros de los clásicos de este bar sevillano.

Toda la información sobre Bar Santa Marta

Otros sitios de alma cofrade

Aunque hay otros muchos establecimientos que no han dedicado su decoración a la Semana Santa sevillana forman parte indisoluble de su Cuaresma, ya sea porque son refugio de tertulias cofrades o porque se han convertido en visita obligada para todo aquel que disfruta del mundo cofradiero en estas fechas.

Nuevos veladores de Eslava junto a San Lorenzo / Foto: Tomás Muruaga

También son espacios fundamentales en estas fechas porque preparan como nadie las típicas recetas sevillanas que ahora tocan. Así, no se pueden dejar atrás las espinacas con garbanzos de El Rinconcillo, ni dejar de pasar por Eslava si se visita la Basílica del Gran Poder o San Lorenzo.
También la Antigua Abacería de San Lorenzo impone una parada casi que forzosa, ya que para estas fechas preparan todo un recetario que merece la pena tener presente, sin olvidar las famosas torrijas que elabora Mari Carmen.

En Bar Kiko de la Chari se respira ambiente cofrade todo el año. Su cercanía hace que sea frecuentado por los hermanos de San Isidoro, El Amor y Pasión. También se reúnen allí varias tertulias cofrades, una de ellas desde hace 30 años.

las columnas

Bodega Santa Cruz Las Columnas

Vecina de la Catedral de Sevilla, la Bodega Santa Cruz Las Columnas esta parada es fundamental durante los días de Cuaresma. Aún conserva el encanto de los sitios que anotan sus comandas en tiza sobre la barra, entre las que no suelen faltar buñuelos de bacalao, sus tortillitas de camarones, cazón en adobo o flamenquín casero, entre otras.

Becerrita es vecino de varios templos y siempre ofrece una carta más que jugosa con recetas propias de estos días. Casa Moreno o Trifón forman parte de esa lista de bares a los que los pies llevan solos cuando estamos en días de Cuaresma. Ofrecen esa cerveza perfecta y viandas en papelones de las que se da buena cuenta mientras se hace una parada entre templo y templo. Con las barras en horas bajas por la pandemia parece difícil hacerse un hueco en ellas por las limitaciones de aforo pero aquellos que lo consigan disfrutarán la gloria que ofrecen estos dos imprescindibles del buen tapeo del centro. Del mismo corte, Casa Palacios en El Porvenir siempre espera con su aire de ultramarinos al que llega buscando buenas chacinas y cerveza bien tirada, un espacio que conocen de sobra los hermanos de La Paz que acuden estos días a su templo.

Expertos en caracoles, nos detenemos de nuevo en Triana para parar Casa Remesal, un clásico de la calle Pureza (primero en Rodrigo de Triana) donde llevan más de medio siglo manteniendo su mismo concepto: ofrecer cocina auténtica en un ambiente aún más auténtico. Su ubicación frente a la Capilla de los Marineros hace obligada su inclusión en este reportaje y a la Virgen de Triana dedica muchas de las imágenes de sus paredes. Además de caracoles en temporada, son fundamentales: menudo, ensaladilla, croquetas de puchero, solomillo al whisky, pollo frito