Reportaje

Dónde comer bien en el Rocío

Por MANUEL CAPELO ,

El Rocío, en cualquier época del año, pero especialmente en primavera, es un lugar a visitar. No solo por el maravilloso entorno, o por hacer una visita al Santuario. También la aldea almonteña ha ido creciendo en oferta turística y gastronómica. La duda es donde elegir un lugar para comer bien en la aldea almonteña. Ofrecemos algunas alternativas para disfrutar también de la gastronomía en El Rocío.

Terraza del restaurante Aires de Doñana

Terraza del restaurante Aires de Doñana

Empezamos por Aires de Doñanatambién conocida anteriormente como La Choza. Con vistas a la laguna y a la basílica de la Virgen del Rocío, Aires de Doñana,  ya es recomendable por su entorno y su terraza  Es uno de los establecimientos clásicos para comer bien en la aldea almonteña. Regentado por  Manuel Espina, está ubicado en una choza típica del Parque, con tejado de madera a dos aguas, una envidiable terraza y una decoración rústica acorde al lugar. Su carta combina comida casera de la zona con buenos pescados y carnes a la plancha. El servicio puede ser algo lento, sobre todo en “temporada alta”. Buen producto y elaboración casera. Imprescindible reserva, sobre todo en fin de semana. Tiene el reconocimiento del “Big Gourmand” de Michelin

Restaurante El Tamborilero El Rocio

Restaurante El Tamborilero en El Rocio

 

También en comida casera, cuchareo y pescados en salsa. está basada la oferta gastronómica del  Mesón El Tamborilero. Abierto desde el año 71 en Almonte, está enclavado casi en el corazón de la Aldea. Los platos estrellas de El Tamborilero son los chocos con patatas, las alubias con almejas, los cocidos de verdura o el atún con crema de almendras.  el bacalao o la merluza con tomate o la berenjena rellena. La peculiaridad de El Tamborilero es que no encuentras carta en mesa sino que, según dicta la tradición, tienes que entrar en la cocina para ver qué se guisa cada día en los fogones. Esta seleccionado por la Guía Repsol.

 

Interior de El Toruño

Interior de El Toruño

Cerca tenemos el Restaurante Toruño, que  nació a mediados de los años 80. Está situado a los pies de El abuelo, el acebuche milenario, el ser vivo más viejo de Doñana.  La carta es correcta y ofrece, además del arroz marismeño, una buena variedad de carnes de razas autóctonas como la ternera Mostrenca de Doñana , y variedad de pescados y mariscos de la costa de Huelva. Para cerrar postres como la poleá con miel de Doñana, natilla blanca con higos de Almonte son buenas opciónes. Seleccionado por la Guía Repsol.

Guiso de carne de mostrenca, muy popular en El Rocio

Guiso de carne de mostrenca, muy popular en El Rocio

El restaurante La Rocina se encuentra en Plaza Doñana. En este lugar puedes tapear y probar un poco de todo como queso, jamón o tostas varias. Tiene asador y braseria y también es posible acceder a sus especialidades de cocina casera como su atún con ajoblanco o las berenjenas con salmorejo. No podemos irnos sin probar su repostería casera con deliciosas tartas y dulces de la zona como los famosos roscos fritos. 

exterior hotel malvasia el rocio1

El hotel La Malvasía ha añadido un restaurante asimismo recomendable, no solo por la calidad de su comida, sino porque supone un estilo diferente en la oferta predominante en la Aldea. La decoración es elegante, a la vez que sencilla y muy detallista. La carta se sale de lo tradicional, aunque si ofrece los productos de la zona con una elaboración distinta. Los comensales podrán disfrutar de platos elaborados con materias primas de alta calidad y el chef de la casa ha recuperado y actualizado recetas tradicionales andaluzas.

Zalema, situado en la  carrtera A483,  nos puede parecer un bar de carretera más, pero cuando cruzamos la puerta encontramos una carta muy atractiva, con buen producto y buena cocina. Destacan el arroz negro, el pulpo a la brasa, un  tataki de atún rojo,  pluma ibérica, o el cochinillo con puré de calabaza, sin olvidar el  bacalao confitado y gratinado. Toda una sorpresa, platos elaborados y modernos , con un buen servicio y bien de precio.

Vista de la terraza del restaurante Juan Camisa

Vista de la terraza del restaurante Juan Camisa

Otra sorpresa es el restaurante de la Pensión Cristina,  situado muy cerca de la Ermita. Su salón interior cuenta con una gran barra de bar y un comedor con reflejos de luz natural, construido de estilo Andaluz. Comida casera que podemos disfrutar en un comedor con luz natural o en la terraza con olor a la marisma .

 

Y para acabar, Juan Camisa,  cocedero de  marisco, o, si lo preferimos,  a la plancha. También podemos encontrar  carnes de ternera e ibéricos con el sabor de la brasa del Rocío. Ibéricos de la sierra,  pescados fritos de la costa o arroces a elegir. Recomendables las gambas, los chipirones , la ensaladilla de gambas y la presa. Buena relación calidad/precio.

 

Tarta de galletas en la tartería Las Alemanas, en Matalascañas

Tarta de galletas en la tartería Las Alemanas, en Matalascañas

Y aunque hemos encontrado una amplia y excelente variedad de postres, para los muy dulceros, a pocos kilómetros de la Aldea, en Matalascañas, está toda un clásico en hacer tartas.  Las Alemanas, en  la calle Delfin de Matalascañas,  es una mítica tartería  llevada de generación en generación por una familia alemana. Aunque mantienen las recetas tradicionales, año tras año innovan creando auténticos manjares. Si tenéis la oportunidad, visitad este sitio.