Home

Hemeroteca > 05/04/2007 > 

Grandes estrenos

POR J. A. R.Un sonido. El de «Christus factus est» delante del misterio de la Coronación de Espinas de la Hermandad del Valle.Otro sonido. El de Virgen del Valle de Gómez Zarzuela tras el palio de la

Actualizado 05/04/2007 - 12:58:21
Un sonido. El de «Christus factus est» delante del misterio de la Coronación de Espinas de la Hermandad del Valle.
Otro sonido. El de Virgen del Valle de Gómez Zarzuela tras el palio de la Virgen del Valle en el centenario del fallecimiento del genial compositor.
Un contraste. El oro y la plata mezclados en los respiraderos del palio de la Virgen de los Ángeles, acompañados de los bordados más originales de cuantos procesionan.
Otro contraste. El del sonido de las cuatro primeras Hermandades del día, y la ausencia del mismo en el trío de Hermandades que lo completan.
Un gran estreno. El de la magnifica restauración del palio y manto de la Virgen de las Lágrimas, obra de Jesús Rosado. Vuelve a lucir con el esplendor de antaño.
Otro gran estreno. El de la Virgen de la Victoria tras la impecable restauración realizada por Enrique Gutiérrez Carrasquilla. La imagen ha ganado en sencillez, serenidad, elegancia y belleza... y se sigue desconociendo su autor.
Más sonidos. El de la Agrupación Nuestro Padre Jesús de la Redención tras el misterio de la Oración en el Huerto. Cómo ha ganado este paso con la vuelta de una agrupación tras él.
Un detalle. El de los rosarios que cuelgan de los varales del palio de la Virgen del Rosario de Monte-Sión.
Otro detalle. El de los nazarenos de túnica blanca que portan las maniguetas en la Hermandad de Pasión en contraste con el negro de las túnicas de cola del resto de nazarenos.
Gran restauración. La que ha realizado el IAPH a la Virgen del Valle. Es, ahora, cuando se puede contemplar el verdadero dolor de este clásico del Jueves Santo.
Un momento. El transitar de la Hermandad del Valle de regreso a la Iglesia de la Anunciación por las calles Cuna y Laraña.
Otro momento. El paso de la Hermandad de Monte-Sión por la Alfalfa y la entrada en su templo.
Un movimiento. El del Cristo del Descendimiento de la Hermandad de la Quinta Angustia que carga de realismo y de teatralidad barroca el dramático momento.
Otro movimiento. El misterio de la Exaltación, uno de los más pesados de la Semana Santa y que merece más protagonismo dentro de un día tristemente eclipsado por lo que vendrá después.
Una despedida. La de la Hermandad de Pasión de la Plaza de Zurbarán, que cambiará en 2008 por la del Salvador.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.