Sevilla

Hemeroteca > 09/01/2003 > 

Publican un inédito de Dulce María Loynaz sobre García Lorca

Actualizado 09/01/2003 - 00:55:36
Dulce María Loynaz
Dulce María Loynaz
GRANADA. El Museo-Casa Natal de Federico García Lorca de Fuente Vaqueros, gestionado por la Diputación de Granada,ha editado un texto inédito de Dulce María Loynaz, cuyo manuscrito original custodia y en la que la poetisa cubana proporciona una singular descripción del autor de «El romancero gitano», según informó Efe.
El manuscrito original fue entregado a la Casa Natal de Lorca porel albacea de Loynaz, Aldo Martínez Malo, con el propósito de que pudiera aportar un conocimiento más profundo de la personalidad de Federico, que residió en casa de la familia de la poetisa durante su estancia en La Habana, según explicó Juan de Loxa, director delPatronato Federico García Lorca de la Diputación.
De Loxa añadió que el Museo-Casa Natal había decido editar por primera vez el manuscrito con motivo de cumplirse el pasado 10 de diciembre el primer centenario del nacimiento de Loynaz, que recibióel Premio de Literatura Miguel de Cervantes en 1992.
Dulce María, que consideraba que aunque habían quedado bastantes retratos de Lorca, ninguno había dado una verdadera imagen de supersona, afirma en el manuscrito: «No era en modo alguno un hombre bello, si se entiende por bello lo estrictamente físico: correcciónde facciones y de líneas, elegancia de porte y demás».
«De mediana estatura, ni grueso ni delgado, del color oliváceo, que él gusta de poner en sus personajes, lo que más impresionaba en él eran los ojos. No podría decir que porque fueran grandes, aunque lo eran, sino porque el alma se le asomaba a ellos».
«Más que su color -quizás pardo, quizás verdoso- recuerdo sumirada que era algo radiante, algo que desde el primer momento le ganaba amigos. Tenía un modo de dar la mano que no he encontrado en nadie...su voz era fuerte, su risa espontánea, ruidosa, contagiosa. Pocos seres habrán existido tan llenos de vitalidad, tandesbordantes de optimismo».
Homenaje a su amigo de los 30
En sus viajes a España, donde publica algunos de sus libros, Dulce María Loynaz visita Granada en 1958, donde contacta con algunos poetas de la ciudad como Elena Martín Vivaldi, Rafael Guillén,Ladrón de Guevara o Trina Mercader, y decide entonces que desea rendir otro homenaje a quien fue su amigo en los años treinta.
En su escrito recuerda: «Cuando nos enteramos de su muerte, no la creímos, y sin creerla nos pasaron muchos meses hasta que no nos quedó otra alternativa que rendirnos a la dolorosa realidad. De ella pudiéramos decir lo que en breve poema dijo una vez Juan Ramón: Es ya verdad; pero la rechazamos tanto tiempo, que sigue siendo imposible siempre».
El pliego editado por la Diputación de Granada incluye una fotografía del año 1954 enviada a España como felicitación de Pascuas y un texto que dice: «Cuánto nos encantaría recibirlos ennuestra Cubita bella».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.