Cordoba

Hemeroteca > 09/05/2010 > 

Palma del Río: Virgen de Belén y Coronada

POR JUAN SÁNCHEZPALMA. «Un acto de este tipo sólo ocurre una vez en la vida y somos inmensamente afortunados de estar aquí». Así arrancaba su discurso el presidente del Consejo de Hermandades de Palma

Actualizado 09/05/2010 - 09:45:24
«Un acto de este tipo sólo ocurre una vez en la vida y somos inmensamente afortunados de estar aquí». Así arrancaba su discurso el presidente del Consejo de Hermandades de Palma del Río, Javier Ruiz, refiriéndose a la Coronación Pontificia de la Patrona María Santísima de Belén. Sin embargo, todo transcurrió como si cada día se celebrase este acontecimiento multitudinario.
El pueblo de Palma se volcó en la devoción a su Patrona. La Mesa de San Pedro, donde se levantaba antiguamente la alcazaba, fue el lugar donde se dieron cita más de 6.000 personas para celebrar una ocasión única, casi todas ellas de Palma del Río, pero también otras venidas de lejos para contemplar el evento, como las cofradías amigas y hermanadas procedentes de ciudades como Gibraleón, Mataró y Cabeza del Buey. Además en el acto estuvieron concelebrando más de 70 sacerdotes.
El momento cumbre que todos esperaban fue cuando el anterior obispo de Córdoba y ahora arzobispo coadjutor de la archidiócesis de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, coronó la cabeza de María Santísima, acto seguido las campanas de la Asunción rompieron a repicar, sonaron cohetes y petardos y seprodujo una suelta de globos azules y blancos.
De esta emocionante forma culminó un largo proceso que dio comienzo hace tres años. El hermano mayor de la Hermandad de la Virgen de Belén, Eloy Viro, recordó que fue Asenjo el que «nos animó a que solicitáramos la Coronación Pontificia a Roma, en vista de que en el año 1806 el Papa Pío VII reconoció a la Virgen como Patrona de la villa. Monseñor Asenjo recordó estos hechos durante la Eucaristía Pontifical de la Coronación y aseguró que recomendó a la comisión que «que la Coronación tuviese una finalidad pastoral, que sirviera para una renovación profunda de la vida cristiana y el incremento de la fe en la Virgen. Así como que fuesen austeros en los gastos y no se olvidasen de los pobres». El arzobispo recomendó a los asistentes que pusieran a la Virgen en el centro de sus corazones y de sus vidas, «para que sea la bandera y el estandarte que guíe nuestra peregrinación por la vida». Asenjo recordó que la Coronación se hacía en nombre del Papa Benedicto XVI, que además escribió unas palabras que fueron leídas después por monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba. También estaba presente monseñor Justo Mullor, arzobispo miembro de la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.