Sevilla

Hemeroteca > 10/05/2005 > 

Recuperar la Huerta del Rey Moro

La calle Enladrillada guarda como un tesoro una huerta del siglo XV de más de 5.000 metros cuadrados. En el PGOU de 1987 y planes posteriores se acordó recuperarla como jardín público pero sigue baldía. Los vecinos llevan casi dos años luchando porque se abra como zona verde

Actualizado 10/05/2005 - 02:31:30
Vista de la Huerta del Rey Moro desde la zona de la calle Enladrillada, con las acacias y la higuera que aún conserva. MILLÁN HERCE
Vista de la Huerta del Rey Moro desde la zona de la calle Enladrillada, con las acacias y la higuera que aún conserva. MILLÁN HERCE

Dice la leyenda que tras la conquista de Niebla, el rey moro que la gobernaba se exilió en Sevilla en una casa de la calle Sol que tenía detrás una huerta con noria y pozo, que da a la calle Enladrillada. La Casa del Rey Moro, en la actualidad sede de la Fundación Blas Infante, y la Huerta, fueron declaradas en 2001 Bien de Interés Cultural y con ellas su entorno en el que se encuentran otras casas aledañas. Ya el PGOU de 1987 lo señalaba como jardín arqueológico semipúblico y en una de sus esquinas tenía previsto la construcción de edificaciones residenciales. El nuevo PGOU establece prácticamente lo mismo que el del 1987 y mantiene los edificios. Desde hace dos años los vecinos reclaman la apertura de esta zona verde, aunque ya celebran actividades en ellos e incluso han realizado plantaciones. Quieren recuperar este jardín, en un sector del casco antiguo que carece de zonas de esparcimiento, y se oponen a la construcción de casas.

La Huerta, además de a la calles Sol y Enladrillada, da a la Plaza de los Marteles.El pozo es visible pero la noria está sepultada bajo el terreno, y la delimitan unas señalizaciones para cuando llegue el día, esperan los vecinos que no lejano, de su recuperación. Durante años, los residentes se han preocupado de su habitabilidad llamando a Lipasam para su limpieza y denunciando la proliferación de ratas. En los años 80 ya los vecinos demandaron quefuese un jardín público tras la luchaque consiguió convertir en zona verde pública el Jardín del Valle.

Dentro de poco hará dos años de la constitución de la Asociación de Amigos de la Huerta del Rey Moro «La Noria», de la que forman partela Asociación de Vecinos Centro Histórico, la Plataforma del Pumarejo, Arquitectura y Compromiso Social y asociaciones en defensa del Patrimonio, entre otros vecinos. Esta entidad pretende recuperar la Huerta como espacio público.Todos los sábados a mediodía se abre el recinto para que la gente acuda y se familiarice con él y periódicamente se celebran jornadas, como las que se celebran estos días para darlo a conocer y que seaen breve una realidad.

«La Noria» presentó alegaciones al nuevo Plan General en contra de que se construyan viviendas en la Huerta del Rey Moro, ya que San Julián es uno de los barrios del casco histórico que dispone demenos espacios libres y a la vez es el sector más densamente poblado. Por ello plantean que la política de vivienda se enfoque en rescatar y rehabilitar edificios de la zona, que o bien están en ruina o tienen escasahabitabilidad. Comenta Beatriz Mateos, miembro de «La Noria», que el 99 por ciento de los vecinos consultados si no todos, quieren que la Huerta sea un espacio abierto y jardín, un punto de encuentro para todos. Señala Alfredo Caballero, presidente de la Asociación Centro Históricoque «La Noria»intervino en los presupuestos participativos de 2005donde logró tres millones de pesetastanto en peticiones de infraestructura como en programas de actividades. Asimismo, Lipasam acude a quitar las hierbas y a limpiar, y el distrito colabora conLa Noria.

La AsociaciónLa Noria, queya harealizado plantaciones, aunque en tierra añadida para no profundizar en la tierra por los restos, está en contacto con colegios de la zona para que se utilice como actividad de huertos escolares, con gran aceptación. Pretenden que les instalen un punto de suminstro de luz y agua, así como un módulo prefabricadocon aseo conmo oficina.

Muchos planes pero todos en el olvido

El PGOU de 1987 señalaba la huerta del Rey Moro como jardín arqueológico semipúblico yestablecía edificios residenciales en una de sus esquinas.En 2000 se aprobó el Plan Especial del Sector Santa Paula-Santa Lucía, sector 3del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Sevilla, que asumía lo establecido en el PGOU. Medianteel Plan Especial que redactaron el arquitecto Fernando Mendoza y el arqueólogo Fernando Amores, se pretendía recuperar la Huerta, quizás la más antigua de Sevilla como uno de los centros de identidad simbólica del barrio mantener su arbolado y recuperar a través de la investigación científica especies botánicas medievales.En 2001 la Casa del Rey Moro, y con ella la Huerta, fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento.Pese a toda esta normativa nada se ha hecho aún en este espacio, en el que el nuevo Plan Generalsiguiendo el de 1987 pretende mutilarlo edificando viviendas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.