Córdoba

Hemeroteca > 10/08/2006 > 

San Rafael de Navallana y La Breña, únicos pantanos que almacenan más agua que hace un año

A. MUÑOZCÓRDOBA. Sólo el pantano de La Breña, en Almodóvar del Río, y el de San Rafael de Navallana, en la capital, presentan mejor aspecto que hace un año, periodo que se calificó como el más seco de

Actualizado 10/08/2006 - 03:18:31
ARCHIVO  Navallana ha progresado en sentido contrario al resto, con 14 hectómetros más
ARCHIVO Navallana ha progresado en sentido contrario al resto, con 14 hectómetros más
A. MUÑOZ
CÓRDOBA. Sólo el pantano de La Breña, en Almodóvar del Río, y el de San Rafael de Navallana, en la capital, presentan mejor aspecto que hace un año, periodo que se calificó como el más seco de los últimos años. De hecho, son los únicos que almacenan más agua en un contexto general de fuertes reducciones.
Los datos disponibles a fecha de ayer en el Ministerio de Medio Ambiente indicaban que la bolsa de agua de La Breña ha ganado en volumen en estos últimos doce meses, pasando de almacenar 53 a 67 hectómetros cúbicos, es decir, del 53 al 67 por ciento, que es además el mejor registro de los pantanos pertenecientes a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.
Por su parte, San Rafael de Navallana ha ganado 14 hectómetros cúbicos desde mediados de agosto del año pasado. Este aumento del nivel le ha permitido pasar de encontrarse del 35 por ciento de su capacidad al 44.
El resto de las reservas que se conservan en la provincia cordobesa es de signo contrario a estos dos embalses. Según las cifras oficiales del Ministerio, hay pantanos que han dejado en el camino en torno a un 50 por ciento del agua en este tiempo.
Puente Nuevo, al 14 por ciento
El caso más llamativo y preocupante es el de Puente Nuevo, que en agosto del año pasado tenía el nivel en torno al 31 por ciento de su capacidad (es decir, 88 de 282 hectómetros cúbicos) y un año después ha bajado peligrosamente hasta el 14 por ciento, con 40 hectómetros almacenados, que en principio parecen suficientes para garantizar el funcionamiento de la central térmica propiedad de Enel Viesgo. Ésa es la cantidad que la instalaciones necesitan para refrigerar las conducciones, que nunca en sus años de vida han interrumpido la actividad a causa de un descenso pronunciado del nivel.
Su caso es sorprendente puesto que a parte de la central térmica (que además devuelve el agua al pantano) y un pequeño núcleo poblacional, el embalse no suministra agua a nadie más. Es decir, que se han esfumado 48 hectómetros en un año sin existir un consumo excesivo.
Yeguas también ha bajado del 41 al 23 por ciento, es decir, 41 hectómetros cúbicos menos.
Iznájar es el embalse que más agua tiene almacenada (unos 305 hectómetros cúbicos), aunque se encuentra al 31 por ciento después de perder 102 hectómetros en los últimos doce meses. 141 hectómetros es la cantidad que ha bajado el Bembézar, que está al 48 por ciento, mientras que el segundo pantano del que bebe la capital, Guadalmellato, tan sólo ha descendido ocho hectómetros cúbicos, y en la actualidad roza el 40 por ciento de su capacidad.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.