Cordoba

Hemeroteca > 11/10/2009 > 

Montilla: El general de la pérdida cubana

El general montillano Adolfo Jiménez-Castellanos, último capitán general de Cuba hasta 1899, fue el encargado de firmar el Tratado de París en diciembre de 1898 con el general norteamericano John R

Actualizado 11/10/2009 - 10:53:31
F. M.  Pilar Toledano durante la exposición la pasada semana sobre el general Jiménez-Castellanos
F. M. Pilar Toledano durante la exposición la pasada semana sobre el general Jiménez-Castellanos
El general montillano Adolfo Jiménez-Castellanos, último capitán general de Cuba hasta 1899, fue el encargado de firmar el Tratado de París en diciembre de 1898 con el general norteamericano John R. Brooke, una rúbrica que significó la capitulación en la guerra que España sostuvo con los Estados Unidos y su renuncia inmediata a todas sus provincias de ultramar.
Luego, a este casi desconocido militar de carrera, cuyo recuerdo sólo pervivía en el rótulo de una calle bautizada con su nombre en Montilla, cupo el extraño destino de culminar cuatrocientos años de Imperio colonial español. Pero esta semana una bisnieta suya, Pilar Toledano Gasca, acercó su figura a los montillanos en una conferencia promovida por la Cátedra Gran Capitán dentro del programa de actividades de la XVIII Exposición Filatélica, Numismática y del Coleccionismo.
Autora también de la biografía «Adolfo Jiménez-Castellanos y Tapia: último gobernador y capitán general español de Cuba», dijo que comenzó a estudiar a su bisabuelo sin referencias, pues en su familia apenas si se hablaba de él, «y, al final, me he encontrado un militar impresionante y una persona de unas cualidades extraordinarias, y es por eso que lo quiero dar a conocer con la misma pasión con que yo he trabajado en mi libro».
Toledano, quien ha actuado de documentalista en Cuba para una serie en preparación sobre el 98 y el fin de la colonia, y que va a iniciar una película sobre el mismo asunto en España, resaltó que en ningún documento se recoge la impresión personal que causó al general montillano la pérdida de la colonia española, «pero sí lo refleja fenomenalmente la prensa americana, que siguió toda su carrera militar incluso después de venirse a España, porque le tenía mucho afecto».
Duro final
De hecho, recalcó que el día en que murió «hay una reseña del general Jiménez-Castellanos en el obituario del «The New York Times»». La entrega de la perla antillana le supuso un trago muy difícil de digerir, «pero se tragó las lágrimas y siguió adelante y realmente, después de 25 años de estancia en Cuba, era casi España la que iba a ser la tierra de su exilio, porque él se había casado con una cubana y todos sus hijos habían nacido allí».
Jiménez-Castellanos fue el teniente general más joven del Ejército español y gozó de gran popularidad «porque lo más destacado fue su calidad humana».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.