Sevilla

Hemeroteca > 14/06/2002 > 

Gil Bera: «El cliché dice que la novela histórica es literatura de segunda clase»

«Torralba» y «Huir del aire» son, respectivamente, las obras ganadora y finalista del premio de novela histórica Alfonso X El Sabio. Sus autores, Eduardo Gil Bera y Rafael Saura Rodríguez las presenaron ayer en Sevilla, donde negaron que este género fuera «literatura de segunda clase».

Actualizado 14/06/2002 - 23:48:14
Los escritores Eduardo Gil Bera y Rafael Saura Rodríguez, a derecha e izquierda, respectivamente, del director de la Casa del Libro, Antonio Rivero. Díaz Japón
Los escritores Eduardo Gil Bera y Rafael Saura Rodríguez, a derecha e izquierda, respectivamente, del director de la Casa del Libro, Antonio Rivero. Díaz Japón
SEVILLA. La novela histórica es uno de los géneros narrativos más apreciados por los lectores. La prueba, el volumen de títulos publicados cada año y las cifras de ventas. A lo que hay que sumar premios como el nacional de novela histórica Alfonso X El Sabio, que organiza la Caja de Castilla la Mancha y la editorial Martínez Roca.
En esta edición, el premio ha sido para Eduardo Gil Bera, por «Torralba», y ha quedado como finalista Rafael Saura Rodríguez, por «Huir del aire». Dos obras que sólo tienen en común ser novelas históricas concurrentes a un premio, dos obras que sirven de excusa para reflexionar sobre un género sobre el que, según Gil Bera, suele pesar «un cliché que dice que se trata de literatura de segunda clase. Sin embargo, creo que este tipo de obras puede aportar la máxima calidad literaria para dar un enfoque de época que no está en los manuales de historia». Por su parte, Saura Rodríguez afirma que el «boom» comenzó «con «El nombre de la rosa», que fue un éxito mundial».
«Torralba», la novela de Gil Bera, toma su nombre de un famoso médico y ocultista que vivió en España a caballo de los siglos XV y XVI, que, según el autor, «es el único personaje histórico que aparece en el «Quijote» y que Cervantes conoció cuando era un niño». Una figura, en opinión de este escritor, «que ha desaparecido por su propia leyenda» y que es «un antecedente del mito de Fausto, que no lo inventó Goethe».
Para justificar esta argumentación, Gil Bera afirma que «el mito de Fausto surge en la literatura de cordel» y señala que «la primera traducción que se hace de un texto sobre él al alemán se vierte desde el latín. El origen primero del Fausto es una caricatura del proceso inquisitorial a Torralba».
Este personaje, mantiene el escritor, es también un antecedente de otro mito romántico: Frankenstein, ya que «otra de sus hazañas de Torralba es que quería hacer un golem, un autómata, idea que recuperó después Mary Shelley».
Por su parte, Saura Rodríguez ha situado su novela en la crisis de la Edad Media en una historia que trata, sobre todo, «sobre el sentimiento de amistad y está ambientada en la mitad del siglo XIV, cuando la peste negra asoló Europa. La novela arranca cuando un arqueólogo de la Xunta de Galicia encuentra un cadáver en un pasadizo, que lo lleva a descubrir un manuscrito donde se relata la vida de los dos personajes centrales de la novela: un cantero y un fraile. La obra se titula «Huir del aire», porque entonces se creía que la peste se contagiaba por el aire, cuando la transmitían las ratas».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.