Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 16/01/2007 > 

Huelva homenajea hoy a los hermanos Salao, Justo y Carmen

Justo Robles Quintero bailaba desde los cuatro años en su Huelva natal.A los ocho ya era un experto en la«BBC»; es decir, bodas, bautizos y comuniones. A su lado, su hermana Carmen, que le doblaba

Actualizado 16/01/2007 - 14:42:43
Justo Robles, Salao, con una bata de cola que le hizo a Lola Flores en rosa y bordada en plata. DÍAZ JAPÓN
Justo Robles, Salao, con una bata de cola que le hizo a Lola Flores en rosa y bordada en plata. DÍAZ JAPÓN
Justo Robles Quintero bailaba desde los cuatro años en su Huelva natal.A los ocho ya era un experto en la«BBC»; es decir, bodas, bautizos y comuniones. A su lado, su hermana Carmen, que le doblaba la edad y con la que formaría pareja artística con el sobrenombre de Los hermanos Salao. Así eran conocidos en los ambientes de la farándula, debido al apodo de su abuelo materno, todo un personaje, de profesión mozo de espadas de Manolito Báez Litri, al que cogió un toro en Málaga. De esta manera, los Salao dieron la vuelta al mundo con su arte. Justo Robles lo rememora horas antes de ser homenajeado en su tierra. «Mi hermana y yo trabajábamos en El Guajiro cuando nos contrató José Greco para su compañía como artistas invitados. Estuvimos nueve añoscon él y nos anunciábamos comoCarmen y Justo Quintero, porque decían que nuestro segundo apellido era más sonoro. Estando precisamente en un teatro de Hollywood vino a saludar a José Greco el director de cine StanleyKramer. Se fijó en nosotros y nos contrató para su película "El barco de los locos".» Justo Robles recuerda que asesinaron a Kennedy mientras la rodaban con un elenco de primera: Vivian Leigh, Simone Signoret, Lee Marvin, José Ferrer... «La película estuvo vetada aquí, porque se tocaban cuestiones sociales, pero para nosotros fue una experiencia. Cuando regresamos a España nos contrató Manolo Caracol, pero estábamos acostumbrados al extranjero, donde a los artistas los tratan como a señores, y duramos poco. Mi hermana se casó con un italiano y yo me dediqué en cuerpo y alma a la costura, aunque cosía desde los 12 años, incluso el vestuario de los espectáculos, como el que exhibimos en la película de Kramer.»
Todas estas peripecias de su intensa trayectoria como bailaor y reconocido modista podrá verse desde esta tarde en la exposición que se inaugurará en el Hotel Monte Conquero de Huelva. Allí estarán las fotos de toda una vida dedicada al arte en dos de sus facetas: el baile y la moda. «Después, en la Casa Colón, nos adjudican una calle en nuestro barrio, San Sebastián, en el mismo sitio donde el sábado nos darán un homenaje, precisamente en la Plaza de la Soledad, donde jugaba de niño y donde ahora me he comprado un piso, para volver a mis orígenes.»
Justo Robles, Salao, le ha cosido a las más grandes: A Rocío Jurado, a Juanita Reina, a Marifé de Triana, a Gracia Montes, a Pastora Soler, a Macarena del Río y a Lola Flores. Con una de las batas de cola de la inigualable Lola posa para la entrevista. «Me la ha dejado Lolita con la única condición de que no se la ponga nadie. Se mostrará en la exposición de Huelva y es una joya, rosa, bordada en plata, para una de las mujeres que mejor ha sabido mover una bata de cola. Todavía conserva el sudor de la Faraona. Es una reliquia...».
Justo Robles ha estado este tiempo dictando sus memorias a la periodista sevillana Ana Somoza. En este libro de próxima aparición se recogerán todas esas anécdotas que hanjalonado la vida de este hombre que antes de ser un maestro de laagujafuemaestro del baile.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.