Cultura

Hemeroteca > 18/03/2009 > 

El equipo sevillano de Myriam Seco descubre 4.000 bloques en Luxor

A. GLEZ-BARBA/S. GAVIÑASEVILLA / MADRID. Las expediciones que están desarrollando dos equipos españoles en la ciudad egipciade Luxor están dado frutos abundantes. Además del reciente hallazgo de la

Actualizado 18/03/2009 - 07:53:05
ABC  La cámara mortuoria de Djehuty, descubierta por el equipo de José Manuelhuty
ABC La cámara mortuoria de Djehuty, descubierta por el equipo de José Manuelhuty
A. GLEZ-BARBA/S. GAVIÑA
SEVILLA / MADRID. Las expediciones que están desarrollando dos equipos españoles en la ciudad egipciade Luxor están dado frutos abundantes. Además del reciente hallazgo de la cámara mortuoria de Djehuty, una «Capilla sixtina» de hace 3.500 años, con textos e imágenes policromadas del «Libro de los Muertos», cabe destacar el trabajo de excavación que está desarrollando el equipo que dirige la arqueóloga sevilla Myriam Seco en el antiguo templo funerario del faraón Tutmosis III, en donde se hallaron durante su última campaña unos 4.000 bloques de piedra que se expondrán en el futuro museo de Luxor.
La primera fase de las excavaciones que ha realizado el equipo de Myriam Seco en Luxor -un proyecto que está auspiciado por la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla y que patrocina Cepsa-, y que se prolongará durante dos años más, dio comienzo el pasado mes de septiembre y como resultado aparecieron unos 4.000 bloques pertenecientes al templo funerario de Tutmosis III, sexto faraón de la dinastía XVIII, que gobernó en Egipto entre los años 1479 y 1425 antes de Cristo.
En principio la segunda fase de las excavaciones en esta zona de Luxor comenzarán el próximo mes de octubre y se prolongarán hasta diciembre, con lo que se continuará con el trabajo de investigación en «un lugar que había sido poco estudiado desde los años treinta del siglo pasado», según afirma Myriam Seco a ABC.
Durante la excavación del equipo que dirige la arqueóloga sevillana se encontró en un depósito de inicios del siglo XIX unos 2.000 bloques, la mayoría procedentes de las paredes del templo funerario de Tutmosis III, con decoración y restos de estatuas. Cuando se hizo el trabajo de limpieza en el templo aparecieron otros 2.000 bloques con decoración y pinturas policromadas «que estaban en perfecto estado de conservación en general porque son piezas que han estado libres del efecto de la humedad, que es el principal enemigo de estas pinturas».
Ahora se está desarrollando un trabajo de catalogación de todos estos bloques. Además, la intención es que todas estas piezas y otras que aparezcan en los próximos años se puedan exponer de forma permanente en un futuro museo que se construirá al aire libre en Luxor y que está previsto que se inaugure dentro de unos 10 años.
«Capilla Sixtina» de Luxor
«¡Alá u-Akbar!» (¡Dios es el más grande!) es lo que exclamó rais Ali Farouk cuando entró, junto a José Manuel Galán, a la cámara mortuoria de Djehuty. Ante sus ojos se revelaba una imagen que nunca nadie «hubiera imaginado en sueños encontrar: una Capilla Sixtina del 1500 a.C», confesaba el lunes Galán, director de la campaña arqueológica hispano-egipcia que lleva por nombre Proyecto Djehuty y que desde hace ocho años se desarrolla en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor (antigua Tebas), con el apoyo económico de la Fundación Caja Madrid.
Ante sus ojos se abría una cámara mortuoria de tres metros por tres metros, con una altura de metro y medio, decorada completamente -techos y paredes- con los textos del Libro de los Muertos. «Habitualmente se hacían enterrar con él pero transcrito en papiro», matizó Galán durante la presentación a los medios de comunicación. El Libro de los Muertosera un salvoconducto para el difunto para superar los obstáculos en su viaje hacia el más allá y para alcanzar la vida eterna.
Pendientes de oro
Protegidos con cascos y mascarillas, un equipo de expertos -en topografía, geología, arqueobotánica, paleontología, en epigrafía...- ha ido desentrañando y apuntalando durante los últimos años los secretos de esta tumba-capilla. Ahora deberán centrar sus esfuerzos en la restauración de esta sala en la que además de los textos del Libro de los Muertos, pintados en negro y rojo («con este color subrayaban las partes esenciales o la entrada de los capítulos»), se pueden ver imágenes del dios Sol Ra en la barca que lleva a Djehuty hacia la vida eterna, o la diosa Nut, diosa del cielo, que aparece en el capítulo 125 del libro, conocido como La confesión negativa. Además,en esta campaña el equipo del egiptólogo ha encontrado varios pendientes de oro.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.