Opinión

Hemeroteca > 19/08/2005 > 

Mis «Dacianos» particulares

Actualizado 19/08/2005 - 04:11:46

Me parece que ya lo he contado alguna vez. En mi pueblo, Arjona (Jaén), existe una antigua costumbre que se repite todos los años tal día como hoy, 19 de agosto, y que se conoce como «la quema de Daciano». Publio Daciano era el prefecto de Hispania y gobernador de la Bética en tiempos del emperador Diocleciano, allá por el siglo III de nuestra era. Bajo su mandato fueron martirizados numerosos cristianos y, entre ellos, se encontraban los Patronos de Arjona, los Santos Bonoso y Maximiano, cuya festividad se celebra el próximo domingo, 21 de agosto. Pues bien, la tradición exige que todos los años, en las inmediaciones de la ermita, se queme un muñeco que representa a Daciano,cuyo cuerpo está relleno de pólvora. En esa imagen -una especie de falla en miniatura- que es pasto de las llamas y los cohetes, el pueblo proyecta sus fobias y las personaliza en un Daciano que cada año cambia de personalidad dependiendo de la actualidad del momento. Un año, cuando la OCM del aceite, fue Daciano-Fischler; otro Daciano-Pinochet; otro Daciano-Ben Laden y así, con ese metafórico sacrificio, se queman los malos presagios y el humo se lleva la maldad personificada. Me encuentro lejos y no sé a quien representará hoy Daciano aunque, después del desfalco de Fedeoliva que ha sumido en la ruína a algunos de mis paisanos y le va a costar un dineral a otros muchos entre los que me encuentro, me lo supongo. Y les pongo este ejemplo porque todos los pueblos y ciudades de España deberían tener su particular Daciano que sirva para conjurar fobias y «malages». En esta España confrontada e irritada que vivimos, en una sociedad crispada, dividida y enfrentada desde el propio Gobierno, muchos podrían desfogarse quemando a Zapatero o a Rajoy, a Carod Rovira o a Chaves, a Aznar o a Fraga, a Bono o a Acebes y, tras el fuego, convivir en paz y concordia. A eso se le llama ser civilizados, claro que si en mi pueblo a alguien se le ocurriera quemar un Daciano-Zapateroo un Daciano-Chaves, con un porcentaje de voto socialista cercano al setenta por ciento, iba a haber hasta tiros. Dejando a un lado Arjona, y centrándonos, por ejemplo, en Sevilla, yo le propondría al Ayuntamiento que pusiera de moda en los barrios este evento «lúdico-festivo» con cargo a los presupuestos participativos. Si subvencionan el estudio de los astros en Triana, ¿por qué no un Daciano en Los Bermejales? Ya me veo a Conchita haciendo un muñeco de Sánchez Monteseirín vestido con la chilaba y el turbante y pegándole fuego junto al descampado de la próxima mezquita. O a los comerciantes de Los Remedios vistiendo a la falla del alcalde de obrero del Metro e incinerándolo en República Argentina. Los ejemplos en la política andaluza pueden ser variados. Piensen un poco y verán: Chaves, Arenas, Isaías, Cándida, María José López, Fuensanta, María Jesús Montero, Gaspar, Zoido, Julián Álvarez,...disfráscenlos de lo que les apetezca y disfruten, que son dos días.

bfernandez@abc.es
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.