Home

Hemeroteca > 21/05/2004 > 

El Ateneo homenajea a Juan Ignacio Luca de Tena al cumplirse 75 años de ABC de Sevilla

Actualizado 21/05/2004 - 18:46:23
De izquierda a derecha, Julio Martínez Velasco, Joaquín Caro Romero, Guillermo Luca de Tena, Enrique Barrero, Gonzalo Crespo y Santiago Castelo. RAÚL DOBLADO
De izquierda a derecha, Julio Martínez Velasco, Joaquín Caro Romero, Guillermo Luca de Tena, Enrique Barrero, Gonzalo Crespo y Santiago Castelo. RAÚL DOBLADO

SEVILLA. Juan Ignacio Luca de Tena fue un ateneísta notable que dejó la huella imborrable de su personalidad en todas y cada una de las intervenciones que realizó en el Ateneo. Con motivo de los actos del 75 aniversario de la fundación de ABC de Sevilla -creado por don Juan Ignacio en 1929- esta institución sevillana le quiso rendir ayer una sesión de homenaje a uno de sus más insignes miembros.

Fue el propio presidente del Ateneo, Enrique Barrero, quien abrió este emotivo acto recordando las ocasiones en que Juan Ignacio Luca de Tena estuvo estrechamente ligado a este institución. No en vano, en 1955 fue el rey Gaspar en la Cabalgata, y el 10 de mayo de 1954 pronunció un discurso en la Fiesta de la Primavera del Ateneo de Sevilla, acontecimiento que se había dejado de celebrar desde finales del siglo XIX.

Vinculación entre ABC y el Ateneo

«El Ateneo se ha sentido muy unido al ABC de Sevilla y no podía estar al margen de su 75 aniversario», comentó Barrero, quien recordó la existencia de una «vinculación moral» entre uno y otro: «Ambas instituciones son independientes y han mantenido un talante liberal. Además ambas tienen una vocación de servicio a Sevilla y a Andalucía. Ambas están al servicio de la cultura y de la sociedad». Barrero afirmó también que esta relación sigue con gran vigencia porque «hace cuatro días recibí la solicitud de ingreso en el Ateneo de Fernando Iwasaki, escritor y articulista de ABC», añadió.

Tras recibir de manos del presidente del Ateneo una placa conmemorativa que reproducía la efigie de otro ateneísta ilustre, José María Izquierdo, el presidente de honor de ABC, Guillermo Luca de Tena, recordó en un breve discurso el amor que tanto su abuelo, Torcuato Luca de Tena, como su padre, Juan Ignacio Luca de Tena, profesaron siempre por Sevilla. A pesar de no haber nacido en la ciudad, don Juan Ignacio fue nombrado Hijo Adoptivo en 1968, un título, según recordaría más tarde Joaquín Caro Romero, «del que dijo que le hacía más ilusión que el toisón de oro».

El presidente de honor de ABC comentó que «aunque don Torcuato murió sin ver el ABC de Sevilla, seis meses después, su hijo cumplía su sueño». Y afirmó a continuación: «Siempre he sentido el deber y el contento de recordar que ABC, siendo un periódico nacional, no deja de ser un periódico andaluz, porque es fiel a su fundador».

El escritor, periodista y subdirector de ABC, Santiago Castelo, realizó, por su parte, una evocación cargada de tintes poéticos de la figura de Juan Ignacio Luca de Tena, «el patrón», como le llemaban sus más estrechos colaboradores, según recordó en su intervención. En sus primeras palabras Castelo tuvo un recuerdo para la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, quien finalmente, por razones profesionales, no pudo asistira este acto: «Ella -dijo- ha heredado el amor al periodismo y su amor a Sevilla».

Santiago Castelo se congratuló de que los descendientes de Juan Ignacio Luca de Tena «sigan defendiendo la libertad, la independencia y la monarquía», y recordó las diferentes facetas del fundador de ABC de Sevilla, ya que -dijo- «como escritor, periodista y dramaturgo siempre tuvo mucho éxito, y eso es algo que en España no se perdona».

Para el subdirector de ABC, «Juan Ignacio Luca de Tena será siempre «el Patrón» por su liberalidad. Y eso lo ha heredado su hijo». Igualmente afirmó que «a don Juan Ignacio le gustaba conocer dos pasiones mías: la adhesión a Don Juan de Borbón y mi amor por el teatro, siendo yo un gran admirador de Celia Gámez».

El escritor y crítico teatral de ABC de Sevilla, Julio Martínez Velasco, recordó, por su parte, que «a don Juan Ignacio los teatreros madrileños le llamaban el marqués» y que todos los empresarios teatrales añoraban estrenar una obra de don Juan Ignacio «para salir de su situación de números rojos». Según Martínez Velasco, el fundador de ABC de Sevilla declaró enuna entrevista al diario Pueblo: «El teatro es mi locura. La verdadera vocación de mi vida es la de actor».

El crítico de ABC rememoró la vocación teatral de Juan Ignacio Luca de Tena y su interés por la carrera de actor: «A los diez años debutó con sus compañeros de bachillerato en una obra e intervino como actor en la primera comedia que escribió, «El más feliz»». Además, se sabía tan de memoria sus obras que cuando algún actor se indisponía, le sustituía, según manifestó Martínez Velasco.

Amigo de derechas e izquierdas

Recordó también el crítico teatral de ABC que Juan Ignacio Luca de Tena fue considerado dramaturgo de derechas por hacer un teatro de evasión «opuesto al feísmo y a la ira». «Sin embargo, dramaturgos de izquierda como Buero Vallejo, Alejandro Casona o Fernando Fernán Gómez, gozaron de su amistad y reconocieron sus méritos». Finalmente, recordó la fecunda obra dramática de don Juan Ignacio, destacando libretos de zarzuela tan notables como «El huésped del sevillano», comedias ligeras como «Don José, Pepe y Pepito» y grandes éxitos como «Dónde vas Alfonso XII».

Por su parte, el escritor y académico, Joaquín Caro Romero, aseguró del homenajeado que «se consideraba a sí mismo un poeta y Sevilla estaba tan dentro de su alma que llegó a inspirarle un poema». «Juan Ignacio dijo una vez que la gran desgracia de su vida fue la de no haber nacido en Sevilla, como su padre, su abuelo, su bisabuelo, su tatarabuelo y el padre de su tatarabuelo». El poeta sevillano contó varias anécdotas que revelaban el carácter de Juan Ignacio Luca de Tena: «Una vez, en la antigua sede del ABC de Sevilla, preguntó por su hijo Guillermo, entonces director. ¿Dónde está Guillermo? Alguien le dijo: Ha ido a entregar una carta y luego iba por un café. La voz de don Juan Ignacio sonó como la voz de Moisés cuando bajó del monte y vio a su pueblo abandonado de Dios. Al final se deshizo el malentendido porque Guillermo se llamaba una ordenanza al que se había confundido con su hijo, el director, a quien todo el mundo llamaba don Guillermo».

Adhesión del alcalde

El teniente de alcalde y delegado de Fiestas Mayores, Gonzalo Crespo, representó al alcalde en esta sesión de homenaje y dio por clausurado el acto, al que asistieron personalidades de la sociedad civil y de la vida cultural de Sevilla.

En el estrado estuvieron junto a Guillermo Luca de Tena y Enrique Barrero, el director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra, el teniente de alcalde, Gonzalo Crespo, Santiago Castelo, Julio Martínez Velasco, Joaquín Caro Romero, Ángel Olavarría y Manuel Ramírez. También asitió a la sesión de homenaje en el Ateneoel director gerente de ABC de Sevilla, Felipe del Cuvillo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.