Córdoba

Hemeroteca > 23/09/2006 > 

Sadeco confirma que no retiró los restos de pólvora con los que se quemó el niño

RAFAEL A. AGUILARCÓRDOBA. Unos por otros, y la casa sin barrer. Y, en medio, un niño con el 20 por ciento de su cuerpo quemado y que necesitará injertos de piel para superar las lesiones que sufrió

Actualizado 23/09/2006 - 03:39:18
RAFAEL A. AGUILAR
CÓRDOBA. Unos por otros, y la casa sin barrer. Y, en medio, un niño con el 20 por ciento de su cuerpo quemado y que necesitará injertos de piel para superar las lesiones que sufrió porque alguien olvidó retirar todos los restos de los fuegos artificiales con los que, el pasado 7 de septiembre, se celebró el comienzo de la Velá de la Fuensanta. El gerente de Saneamientos de Córdoba (Sadeco), Antonio Delgado, confirmó ayer a ABC que operarios de la empresa municipal se desplazaron a primera hora de la mañana del 8 de septiembre al Colegio Público Fernán Pérez de Oliva -desde donde se tiraron los fuegos artificiales y el menor se quemó- para limpiar el patio del centro educativo. Ahora bien, Delgado precisó que «si queda pólvora o cualquier otro material pirotécnico, eso no es nuestra responsabilidad, porque nosotros no tenemos competencia en ese tipo de residuos». Para el gerente de Sadeco «quien tiene que retirar los restos de los fuegos es la empresa que los organizó, no nosotros, que nos limitamos a limpiar el patio del colegio».
Aunque tanto Sadeco como la compañía pirotécnica que preparó el espectáculo (Caballer) les han asegurado al equipo de gobierno municipal que cumplieron con su obligación de despejar el patio del colegio de suciedad -Sadeco- y de material peligroso -la empresa-, el Ayuntamiento ha abierto una investigación para determinar cuáles fueron las causas del accidente que, sólo cinco horas después de que la entidad de saneamientos se empleara en el colegio, le costó heridas graves a un niño de la Fuensanta.
El menor, que lleva dos semanas hospitalizado en la Unidad de Cirugía Pediátrica del Reina Sofía, ha sido ya intervenido en cuatro ocasiones para tratar las quemaduras de primer y segundo grado en la cara y en las extremidades que le produjeron una explosión de restos pirotécnicos. Estos desechos peligrosos se encontraban en el patio del Colegio Fernán Pérez de Oliva el día 8 a la una de la tarde, cuando el menor, en compañía de un grupo de amigos penetró en el centro. Los niños comenzaron a jugar con fuego... hasta que se quemaron.
Este periódico contactó ayer con el padre del pequeño accidentado, que aseguró que el pasado 9 de septiembre presentó una denuncia en el juzgado de guardia por los hechos acontecidos. Para este hombre, la responsabilidad del Ayuntamiento en lo sucedido es evidente. «El concejal de Festejos [Marcelino Ferrero], que nos ha visitado hoy [por ayer], dice que Sadeco limpió todo a primera hora de la mañana, pero el accidente ocurrió por algo», señaló el progenitor del pequeño hospitalizado.
La alcaldesa, Rosa Aguilar, tiene previsto visitar hoy al pequeño y a su familia, según le comunicó ayer al padre Marcelino Ferrero. El edil de Ferias y Festejos declaró ayer a ABC tras pasar cerca de una hora con el menor quemado y sus padres que «se trata de un niño encantador», al tiempo que agregó que «me he quedado más tranquilo cuando he visto que la cara, que es lo que nos preocupaba, la tiene bastante bien». El Ayuntamiento ignoraba hasta hace dos días que los fuegos de la Velá habían dejado un saldo tan desafortunado y conoció los hechos por la información de ABC.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.