Cultura

Hemeroteca > 27/01/2009 > 

Pepe Barragán vuelve a exponer en Sevilla tras 8 años de silencio

M.C.SEVILLA. Pepe Barragán está desembalando cuadros, y esa actividad muy habitual en él pues dirige la galería la Caja China, es hoy tan distinta como casi insólita. Barragán desembala sus propios

Actualizado 27/01/2009 - 03:48:18
DÍAZ JAPÓN  El artista ante uno de sus cuadros de gran formato realizado al óleo
DÍAZ JAPÓN El artista ante uno de sus cuadros de gran formato realizado al óleo
M.C.
SEVILLA. Pepe Barragán está desembalando cuadros, y esa actividad muy habitual en él pues dirige la galería la Caja China, es hoy tan distinta como casi insólita. Barragán desembala sus propios cuadros, pues tras ocho años de casi silencio, ha decidido volver a exponer en Sevilla.
«Es algo así como despedirnos de esta galería, pues nos mudamos en unos meses a la calle Rosario. Yo pinto todos los días y de hecho sigo exponiendo, pero no de forma individual como es ésta exposición».
Cuadros de varios formatos en óleo, madera y papel que tienen un cómun denominador: la geometría y el color. «Allá por los años ochenta fui de los primeros de mi generación que abandonó el paisaje, la figura y se pasó al a geometría. Recuerdo que hice una exposición en la desaparecida galería Fausto Velázquez y eran todos cuadros geométricos».
Pepe Barragán confiesa que se siente más a gusto en lo geométrico, «me angustia menos que hacer figuras o paisajes. Me siento más identificado con lo geométrico y me creo más este tipo de pintura».
No hay «truco» ni tampoco usa el ordenador, «todo a mano, poco a poco y con la cabeza. Primero hago un boceto a lápiz y luego lo desarrollo en el cuadro». Rojos y negros, cuadrados y líneas rectas conforman un universo pictórico muy particular, «incluso cuando pintaba figuras o paisajes siempre había algo geométrico en mis obras».
Pero también es consciente de que en esta ciudad es una peculiar elección, «a lo mejor pintar geométrico es una forma de huir del barroco», afirma con cierto humor.
Enriquecerse
Aunque es de los pintores de trabajo diario, sin embargo no le gusta la soledad del estudio, por lo que desde hace años comparte espacio con el también pintor Manolo Salinas. «Eso es agradable. Yo estoy pintando y la pregunto a Manolo su opinión y él a mi. En los cuadros de ambos hay opiniones de los dos y siempre en el estudio se dan cita otros pintores. Es una forma estupenda de enriquecerse».
A pesar de que muchos le conocen por ser el «galerista» de La Caja China, su faceta de pintor es la principal. «Yo vivo de esto, de pintar, lo que ocurre es que hace once años un grupo de pintores de talento se quedaron sin galería y pensamos que podríamos crear un nuevo espacio. Así nació La Caja China, un nombre que rinde homenaje a Marcel Duchamp, y por eso yo no había vuelto a exponer individualmente en Sevilla, aunque sí en colectivas. He seguido vendiendo en galerías como la Gaspar en Barcelona en la feria de Lisboa, en Madrid y aquí mismo, pero claro sin exponer como ahora hago».
El pintor y galerista sí es firme al decir que «con este negocio uno no se hace rico, sobre todo si se tiene concebido como yo, que más que una galería es un espacio de encuentro de pintores donde se expone, eso sí», afirma.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.