La historia más cómica de los dientes de George Washington

Una nueva investigación ha desvelado que una de las dentaduras postizas del presidente estuvo probablemente elaborada con dientes de siervos negros

Actualizado:

Más allá de las causas, la realidad es que, cuando se convirtió en presidente en 1789, apenas tenía un diente natural. Una «pieza» que, sin embargo, apreciaba con toda su alma. No en vano sus dentaduras contaban con un agujero a través del cual se introducía el único diente sano que le quedaba.