La extravagante teoría que afirma que Nostradamus predijo el odio entre Francisco Franco y Primo de Rivera

Algunos exégetas de Michel de Notredame afirman que fue capaz de prever la tensa relación entre estos dos personajes en una de sus cuartetas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Guerras, enfermedades y hasta ataques terroristas. Durante el siglo XVI, Michel de Notredame (más conocido como Nostradamus) formuló unas profecías que, casi medio milenio después, siguen generando controversia. Entre las más famosas destacan, por ejemplo, aquellas en las que predijo el ascenso al poder de Napoleón Bonaparte o el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. Sin embargo, existen varias menos conocidas que podrían, según algunos de sus exégetas, haber desvelado la turbia relación que existía entre Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera.

Vida de un profeta

Michel de Notredame nació el 14 de diciembre de 1503 en Saint-Rémy-de-Provence, una pequeña localidad ubicada al sur de Francia. Ya desde sus primeros años de vida se hizo popular por su gran interés en el campo de las humanidades, en especial la lectura y el estudio de diferentes idiomas. «Fue sorprendente que el pequeño Michel aprendió con extraordinaria habilidad latín, griego y hebreo», señala Francisco Caudet Yarza en su libro « Nostradamus». Por su parte, Manuel Sánchez explica en su « Cronología profética de Nostradamus» que vino al mundo en un siglo convulso en el que los enfrentamientos entre grandes potencias como su país natal y el mismo Imperio español eran habituales. Una característica que, a la postre, pudo influir en sus profecías.

Durante su infancia su abuelo le inició también en un campo que, años después, le haría granjearse un hueco en los libros de Historia: las ciencias astrales. Aunque, por entonces, aquello no era más que un curioso pasatiempo. Su camino, por el contrario, se encaminó hacia la medicina, campo del que se empezó a empapar tras viajar a Aviñón para seguir con la tradición familiar. Sin embargo, sus clases duraron poco ya que, a los 22 años -y sin contar todavía con el título- tuvo que ejercer como galeno en Narbona, Toulouse y Burdeos ante la gran epidemia de peste bubónica que asolaba una buena parte del país.

Después de hacer las veces de médico durante cuatro años, De Notredame decidió recuperar y finalizar sus estudios. No obstante, todo cambió para este erudito cuando conoció al amor de su vida, una joven de alta cuna con la que se casó y tuvo tres hijos. Aunque su familia murió debido a la peste, tanto este matrimonio como el siguiente le motivaron a empezar a hacer uso de su presunta capacidad para predecir el futuro. Así, comenzó a publicar horóscopos y almanaques que solía basar en el estudio de los astros.

Noostradamus, médico, adivinados y profeta
Noostradamus, médico, adivinados y profeta

Varios años después, Michel dejó a un lado las ciencias astrales para afirmar que poseía el don de la clarividencia. Así, gracias a la considerable cantidad de veces que sus profecías se habían cumplido, la popularidad de Nostradamus –que ahora usaba su apellido latinizado como apodo- comenzó a aumentar. Con todo, a día de hoy todavía existe controversia sobre el año en el que dejó por escrito sus profecías. «El cuándo comenzó Michel a escribir sus profecías lo mantengo en duda, lo más creído es que las realizó a partir de 1555, pero existen almanaques publicados en 1552, lo cual adelanta la fecha», añade, en este caso, Sánchez.

Más allá de su popularidad, los años todavía no han aclarado cuál era el método que utilizaba para adivinar el futuro. De hecho, la proveniencia de sus poderes también generó una gran controversia. «Unos aseguraban […] que el profeta era un genio […] pero otros se desesperaban ante la posibilidad de que sus poderes hubiesen nacido en los abismos infernales controlados por […] Satanás», desvela Yarza. Su fama y supuesta capacidad para predecir el futuro le granjearon la amistad de reyes y cortesanas de alta sociedad hasta su muerte, la cual se produjo el 2 de julio de 1566 cuando contaba 62 años. A sus espaldas, quedaron además escritas y publicadas sus profecías, divididas en 10 tomos (también conocidas como centurias) formados cada uno por 100 predicciones de 4 versos.

Tres líderes

La primera profecía que, según algunos autores, podría estar relacionada con Francisco Franco son los cuartetas 9-4 y 9-5. Más concretamente, con su relación con Benito Mussolini y el propio Adolf Hitler. Aunque, a pesar de todo, no son más que interpretaciones ofrecidas por diferentes exégetas.

El año siguiente descubiertos por diluvio,

dos jefes elevados el primero nacido tendrá

de huir sombra a uno de ellos el refugio,

saqueará cabaña quien primero mantendrá.

En palabras de Sánchez, una posible interpretación sería la que afirma que, aunque «Mussolini fue el primer fascista de la era de la Segunda Guerra Mundial» («el primero nacido»), el mundo vio pronto como otros dos (Hitler y Franco) se hacían con el poder de sus respectivos países («dos jefes elevados»). El tercer verso, en sus palabras, haría referencia a las múltiples veces que el líder italiano fue salvado (tanto a nivel militar como personal) por las tropas alemanas.

Operación Roble
Operación Roble - ABC

Entre ellas, la más destacada fue la «Operación Roble», orquestada en 1943 por los nazis para liberar a Mussolini después de que, tras 23 años de dictadura, fuese destituido y encarcelado. Tras enterarse de la noticia, Hitler ordenó al general Kurt Student, comandante de la 2ª División de Paracaidistas, que le devolviera a su cargo. En septiembre, los germanos descubrieron su paradero de la mano -entre otros- del famoso Otto Skorzeny (quien se retiró a España tras la Segunda Guerra Mundial). El 12 de ese mismo mes, una decena de planeadores descendieron de los cielos en las cercanías de la prisión de «Il Duce» y, tras tomar la posición, le evacuaron a Roma.

Tanto Sánchez como otros autores también atribuyen la siguiente cuarteta (9-5) a la Segunda Guerra Mundial. Aunque, en este caso, poco tiene que ver con Franco.

Tercero debe de pie primero mirar

a un reciente monarca de abajo arriba

que Pisa y Lucas Tirano ocupará

del anterior corregirá el defecto.

«Nostradamus se refiere a Benito Mussolini quien, junto a sus escuadras fascistas de los Camisas Negras en 1922, emprendió su camino hacia el poder ocupando y masacrando a los comunistas y socialistas de Pisa y Lucca. Ya en los finales de la Segunda Guerra Mundial, Pisa sufrió grandes bombardeos y en 1944 sería ocupada, al igual que Lucca, por los aliados extranjeros», añade el autor en su obra. El segundo verso, en sus palabras, bien podría referirse a la admiración secreta que Hitler tenía por «Il Duce» y, el cuarto, a las correcciones que el « Führer» hizo de las decisiones militares italianas.

Alfonso XIII y Franco

Pero estos versos no son las únicos que podrían estar relacionadas con Franco. Según afirmó en vida Jean-Charles de Nfontbrune, uno de los mayores exégetas de Nostradamus, la cuarteta 19 de la Centuria I bien podría hacer referencia al exilio de Alfonso XIII, la llegada de la República y, finalmente, el alzamiento militar que Francisco Franco protagonizó en julio de 1936. Esta teoría la recogen también David Zurdo y Angel Gutiérrez en su obra « La vida secreta de Franco: el rostro oculto del dictador» (en el que también hacen referencia a la mítica « baraka» que le salvó de la muerte en múltiples ocasiones).

Cuando serpientes vengan a circundar el ara

la sangre troyana vejado por las España:

por ellos gran número habrán sido mermadas

jefe huye, escondido en el pantano entre canas.

Mítica fotografía del atentado publicada por ABC
Mítica fotografía del atentado publicada por ABC - ABC

Tal y como recogen en sus obras los autores españoles y el propio Jean-Charles de Nfontbrune, Nostradamus podría referirse con el primer y el segundo verso al atentado anarquista que Alfonso XIII sufrió el 31 de mayo de 1906 durante su boda. Aquel día, a las dos y cuarto de la tarde, una explosión provocó el caos cuando la comitiva pasaba por la calle Mayor. El ataque, del que salieron ilesos los monarcas, se saldó con 23 personas y 104 heridos.

A su vez, y siempre según la interpretación del estudioso de Michel de Notredame, el último podría referirse a la partida del gobierno republicano a Valencia tras asumir, en noviembre de 1936, que Madrid caería tarde o temprano en poder de Franco.

Franco contra Primo de Rivera

Sin embargo, de entre todas estas profecías existen una que se ha hecho famosa en los últimos años por la supuesta referencia que hace a la relación entre Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. De ser cierto no le faltaba razón, como bien atestiguan tanto la turbia relación personal que ambos mantenían, como el decreto mediante el que el militar restó poder a Falange Española tras el comienzo de la Guerra Civil. Dos hechos que, unido a otros tantos, hicieron que un grupo de falangistas planeara asesinarle en el año 1941.

Esta pareja política comenzó su andadura en 1932, cuando ambos hicieron las veces de testigos en la boda de Ramón Serrano Súñer. En febrero, Primo de Rivera logró concertar una reunión con el mismísimo Franco. Para entonces ya era un líder consumado de tan solo 32 años que se había hecho un hueco en la política. Por su parte, el del Ferrol era un general que todavía se mostraba dubitativo en lo que se refiere a actuar contra la República.

José Antonio Primo de Rivera con Ramiro Ledesma Ramos en 1930
José Antonio Primo de Rivera con Ramiro Ledesma Ramos en 1930 - ABC

Así lo afirmó el propio Serrano Súñer:

«José Antonio quedó muy decepcionado y, apenas cerrada la puerta del piso tras la salida de Franco, se deshizo en sarcasmos»,

Este no tardó demasiado en percatarse de este odio y devolvérselo con la misma moneda. Así sucedió en 1936, mientras José Antonio pasaba sus días dirigiendo la Falange desde la Prisión Provincial de Alicante después de haber sido encarcelado por posesión ilícita de armas. Allí, a Primo de Rivera le propusieron unir su nombre junto al de Franco en una candidatura conjunta por Cuenca. Este se negó a concurrir con él a los comicios.

La tensión quedó posteriormente manifiesta cuando Franco, en más de una ocasión, se refirió a José Antonio como «ese muchacho» hacia el que sentía cierto «desquite». Así habló el mismo Serrano Súñer de la relación entre ambos:

«Respecto al mismo José Antonio no será gran sorpresa, para los bien informados, decir que Franco no le tenía simpatía. Había en ello reciprocidad, pues tampoco José Antonio sentía estimación por Franco y más de una vez me había yo -como amigo de ambos- sentido mortificado por la naturaleza de sus críticas. Allí, en Salamanca, me tocaba sufrir la contrapartida. A Franco el culto a José Antonio, la aureola de su inteligencia y de su valor, le mortificaban».

Curiosa predicción

La cuarteta en la que Nostradamus haría referencia a esta extraña relación sería la 16 de la Centuria IX. Siempre, según las interpretaciones de Sánchez, Zurdo, Gutiérrez y Jean-Charles de Nfontbrune:

De castillo Franco saldrá la asamblea,

el embajador no grato será cisma:

los de Ribiere estarán en la pelea,

y en el gran abismo negarán la entrada.

En palabras de Sánchez, el primer verso podría hacer referencia a Francisco Franco no solo porque aparece su nombre, sino porque en el texto original la «F» está escrita en mayúscula. «La palabra asamblea podría ser sinónimo de falange, agrupación […]; pero también podría referirse a la denominada Asamblea Nacional Constitutiva fundada en 1921 por Primo de Rivera», explica el autor en su obra.

Francisco Franco
Francisco Franco - ABC

Sánchez, no obstante, afirma que los siguientes versos hacen referencia a la pugna de Primo de Rivera («los de Ribiere») con la embajada británica y a sus múltiples intentos de hacer caer la República. El último, según sus palabras, podría estar relacionado con la imposibilidad de Franco de superar el Estrecho de Gibraltar al comienzo de la Guerra Civil.

Pero no son de la misma opinión los autores de «La vida secreta de Franco: el rostro oculto del dictador». «"El embajador no grato será cisma” da idea de que hubo oposición, como después se especifica en “los de Ribiere”. Con este apelativo podría referirse al fundador de Falange, de apellido similar fonéticamente. La oposición entre Franco y José Antonio existió, a pesar de que el primero alabara al segundo y celebrara la fecha de su muerte, o lo hiciera enterrar en la basílica del Valle de los Caídos», explican.