Operación Linebacker II: La «Vergüenza Mundial» que provocó Nixon en Vietnam

El 18 de diciembre de 1972 comenzaba la misión en la que 207 B-52 lanzaron más de 15.000 toneladas de bombas sobre Vietnam del Norte, sin el apoyo de los pilotos y aunque sabían que era casi imposible ganar ya la guerra

Actualizado:

Poco después, a las 19.45 horas del 18 de diciembre de 1972, despegaban los primeros aviones de la base aérea de Andersen, en Guam, con dirección a Vietnam del Norte para arrojar cada uno treinta toneladas de proyectiles. Comenzaba el mayor ataque aéreo efectuado por Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, arrancaba la Operación Linebacker II.

En los once días que duró aquella campaña se utilizaron nada menos que 207 bombarderos B-52 que lanzaron más de 15.000 toneladas de bombas en 729 salidas. Además, los aviones tácticos arrojaron otras 5.000 toneladas de explosivos más, en la que es considerada como la operación de B-52 más intensa de la Guerra de Vietnam, cuando solo quedaban tres años para su finalización.

El 28 de diciembre de 1972, el mismo día que se ordenaron parar los ataques desde la Casa Blanca, el «Washington Post» definió la Operación Linebacker II como «el acto de guerra más salvaje y absurdo jamás cometido por un pueblo soberano contra otro». El titular de «The New York Times» lo calificaba dos días antes así: «Vergüenza mundial».