Publi Orejas y Superior con GPT

Atención «vintage gamers»: Sonic 4 llega a Android

  • La nueva aventura del erizo de Sega llega por fin a Android al precio de 1,51€
Luis Miguel L. Farraces / Madrid
13/02/2012 - 19:00 h.

Han pasado ya 16 largos años desde aquel Sonic&Knuckles, quizás la mejor entrega del erizo azul de Sega para todos los nostálgicos de la Mega Drive. Si tuviste que soportar a uno de tus héroes de la infancia persiguiendo pajaritos en Sonic 3D, tragarte los sucedáneos de «Mario Kart» con mascotas de Sega que aparecieron en Saturn y Dreamcast, o el «apasionante» Mario&Sonic at the Olympics, recupera la fe en la humanidad: Sonic 4 para Android ha vuelto a poner los juegos de 16 bits por todo lo alto.

Así es la nueva aventura de Sonic el erizo: Sonic 4 para AndroidEl juego, que ha llegado con bastante retraso a Android respecto a IOS, pretende ser una secuela directa de aquel Sonic&Knuckles. Hay algunas limitaciones, por supuesto, como que ni el zorro Tails ni el equidna (sea lo que sea eso) Knuckles son seleccionables en el juego. El jugador tendrá que tener suficiente con Sonic para deambular por los cuatro mundos, de cuatro actos cada uno, totalmente nuevos pero con el sabor 2D de antaño: pasarelas con anillos, «loopings», monstruos finales, e incluso aquellos carros mineros que aparecían en las entregas de Master System.

La historia puede que deje bastante que desear: Después de vencer al Dr. Robotknik tras «Sonic&Knuckles», el erizo se toma unas merecidas vacaciones y se propone viajar por el campo. Pero claro, una vez iniciado su viaje Sonic se da cuenta de que Robotnik sobrevivió a su último encuentro y que ha desarrollado armas robóticas más poderosas, por lo que acabará persiguiéndole de nuevo a través de cuatro mundos distintos.

Sí, no es el mejor guión de la historia, pero tampoco habría  que esperar nada mejor. Al fin y al cabo estamos hablando de un erizo azul que va desnudo, pero con zapatillas y calcetines, y que lucha contra un hombre mitad humano mitad robot. Lo que es seguro es que si eras el típico jugón que se gastaba las 6 pilas de la Game Gear cada día en el autobús yendo al colegio, será la mar de agradable recordar esos momentos ahora camino del trabajo con tu «smartphone» al precio de 1,51 euros.