Publi Orejas y Superior con GPT

Daydream View, el visor de realidad virtual de Google

  • La gran G demuestra su interés por hacer despegar definitivamente esta tecnología con un casco que destaca por incorporar un mando de control con sensores

04/10/2016 - 19:13 h.

Como se había rumoreado, Google ha anunciado junto a sus nuevos teléfonos Pixel, su primer visor de realidad virtual propio, basado en Daydream, su propia plataforma lanzada junto a Android Nougat. Se trata del Daydream View, un accesorio con el que la gran G explica que su objetivo es simplificar la complejidad detrás de la realidad virtual, parra lo cual se ha creado un producto liviano para que pueda ser fácilmente transportable siempre y accesible para que cualquier usuario pueda utilizarlo de forma rápida y sencilla. En definitiva, se trata de una evolución más que importante de su Cardboard, el prototipo de cartón con el que revolucionó la industria hace ya unos años y que ayudó al despegue de esta tecnología.

Mando de control

El Daydream sigue la estela en cuanto a diseño de las propuestas de otros fabricantes, ofreciendo un casco ligero -un 30% más que dispositivos similares, según Google- con los característicos compartimento para colocar el smartphone y una cinta elástica para ajustar a la cabeza y un recubrimiento de tela suave y transpirable que estará disponible en tres tonalidades: gris oscuro inicialmente y más adelante en carmesí y gris claro. En definitiva en todo momento una impresión de tratarse de un complemento realmente cómodo. Además, el visor llega con un sencillo mando de control inalámbrico de tamaño reducido que aumentará las posibilidades de manejo y la experiencia de inmersión gracias a sus sensores, que permiten comprender mejor los movimientos y gestos del usuario, e incluso será posible escribir con éste, según aseguran los de Mountain View.

En lo que respecta a su funcionamiento, éste es realmente intuitivo: basta con abrir el compartimento y colocar el teléfono, que encajará perfectamente sobre las lentes, y se conectará automáticamente de forma inalámbrica, pudiendo desde ese momento movernos por los menús y seleccionar el contenido mediante el mando de control. Google ha querido destacar que si bien el Daydream está especialmente desarrollado para sus nuevos teléfonos Pixel también es compatible con múltiples smartphone de otros fabricantes con los que la compañía ha trabajado. Asimismo, cabe destacar que, cuando no estemos usando el Daydream el mando se podrá guardar en un compartimento en su interior para así evitar que se extravíe.

Oferta de contenidos muy amplia

Un elemento fundamental para el éxito o fracaso de las Daydream View, o cualquier otro visor y/o tecnología de realidad virtual, es la oferta de contenidos, y parece que Google se lo ha marcado como una prioridad este aspecto y las opciones serán amplísimas: el gigante de Internet ha anunciado colaboraciones con servicios de vídeo con HBO, Netflix o Hulu; plataforma de eventos deportivos como la NBA y la MLB; juegos desarrollados en especial para su casco, como Fantastic Beasts, basado en el universo de magia de Harry Potter y desarrollado en colaboración con su autora, J.K. Rowling; además de confirmar también que habrá múltiples experiencias educativas, así como otras propuestas, ya que antes de que finalice este 2016 serán 50 los partners que ofrecerán contenido, cifra que se multiplicará a partir del año que viene. Y a todo esto hay que sumar, como no podía ser de otra forma, los propios servicios de Google que parece que se convertirán en un pilar de DayDream: lógicamente Youtube destacará por encima del resto, gracias a sus contenidos de realidad virtual y 360°; pero además también contarán con soporte Google Play Movies y Google Fotos, e incluso Google Maps, que estrenará una opción para recorrer ciudades con StreetView en una experiencia mucho más inmersiva.

Disponible a partir de noviembre

Google ha anunciado que el Daydream View se pondrá a la venta a partir de noviembre por 79 dólares, que contra todo pronóstico -lo normal es que el precio ascienda al realizar la conversión- podría traducirse en 69 euros en Europa. España no está entre el reducido grupo de países que lo recibirá primero, por lo que nos tocará esperar no sabemos cuanto para hacernos con el casco de realidad virtual del gigante de Internet.