Publi Orejas y Superior con GPT

Google está desarrollando su propio servicio de transporte para competir con Uber

  • El gigante de Internet pasaría de ser inversor de la popular aplicación a rival, en un paso más hacia su proyecto del coche autónomo

04/02/2015 - 12:34 h.

Google parece que no tiene techo. El gigante de Internet no deja de crecer adentrándose en nuevos sectores cada vez que ve una oportunidad de mercado. Y su última ‘aspiración’ sólo puede calificarse de sorprendente: estaría desarrollando su propio servicio de transporte para competir con Uber, la aplicación líder a nivel global en este terreno actualmente.

El siempre bien informado Bloomberg ha sido quien ha adelantado la noticia. Según apunta la publicación la multinacional de Mountain View, que lleva tiempo trabajando en el proyecto -y de hecho ya está siendo usado por algunos empleados de la compañía-, se habría dirigido ya a Uber para informarle de sus planes e incluso se asegura que los directivos de la popular aplicación de transporte habrían podido ver en primera persona algunas capturas de pantalla del servicio de Google.

De inversor a rival

El motivo de que Google haya avisado a Uber es tan sencillo como complejo el asunto: el gigante de Internet es uno de los mayores accionistas de la compañía después de que en 2013 invirtiera unos 250 millones de dólares en ésta. De hecho, David Drummond, presidente de asuntos legales de Google forma parte de la junta directiva de Uber, y habría sido el encargado de anunciar la noticia.

El coche autónomo

Sin lugar a dudas se trata de una situación bastante comprometida para Uber. Y es que no sólo se trata de competir con una compañía de la dimensión de Google quien les supera en casi todo, si no que además hay que tener en cuenta que su aplicación está basada en Google Maps, el sistema de geolocalización del gigante de Internet, lo que le reportaría a Google información detallada de su competidor. A todo ello hay que sumar que este servicio de Google seguramente sólo sería una parte más de su ambicioso proyecto de coches autónomos, con los que espera revolucionar el mundo del transporte.

Sea como fuere lo que parece claro es que no son buenos tiempos para Uber, ya que a la competencia de otros servicios emergentes y de los problemas legales en diversos países como España, ahora hay que añadir el tener que enfrentarse a Google en una batalla de la que difícilmente alguna compañía consigue salir victoriosa.