Publi Orejas y Superior con GPT

IFA 2018: Google anuncia un importante rediseño de Wear OS

  • El gigante de Internet busca más rápida e intuitiva su plataforma para relojes inteligentes

31/08/2018 - 20:13 h.

Aprovechando el IFA 2018, que supondrá la presentación de múltiples modelos de smartwatches, Google ha anunciado que Wear OS -el sucesor de Android Wear- contará en breve con un importante resideño de su interfaz por medio de una actualización que lo convertirá en una plataforma más rápida e intuitiva.

El gigante de Internet ha explicado que la principal novedad la encontraremos en el control que estrenará un sistema sencillo mediante el cual al deslizar el dedo desde cada extremo de la pantalla del dispositivo accederemos a un apartado concreto. Así, para ir a Ajustes habrá que arrastrar hacia abajo desde la parte superior, lo que nos llevará a una única pantalla en la que los correspondientes iconos -Google Play, porcentaje de batería, localizar teléfono…- que antes estaban en pantallas a las que había que acceder desplazándose lateralmente; deslizar hacia arriba desde la parte inferior nos mostrará las últimas notificaciones, y a su vez pulsando éstas a las ‘Smart Reply’ o respuestas predefinidas; arrastrando desde el lado derecho el sistema nos llevará a Google Fit, donde podremos consultar los diferentes campos monitorizados; y por último, deslizando hacia la izquierda activaremos Google Assistant.

Google ha señalado que el nuevo Wear OS lo veremos durante el próximo mes de septiembre, siendo compatible para todos aquellos relojes que ya lo eran -o tienen la actualización pendiente- con la última versión disponible del sistema operativo.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, no es ningún secreto que todo apunta que junto con su nueva generación de teléfonos la compañía de Mountain View también anunciará un nuevo smartwatch, que raro sería que no tenga por nombre Pixel Watch. De hecho parece seguro que éste ha sido la base para desarrollar esta nueva versión del sistema operativo. Veremos si es suficiente para comenzar a recortarle terreno a Apple y su Apple Watch.