Publi Orejas y Superior con GPT

Yotaphone, el Android de doble pantalla, ya está disponible en España

  • Se trata de un terminal que incorpora una segunda pantalla de tinta electrónica para que los usuarios elijan según su actividad y así ahorrar batería

05/12/2013 - 11:01 h.

Desde que supimos de él hace un año aproximadamente siempre hemos estado pendiente de su lanzamiento. Hablamos de Yotaphone un smartphone Android de origen ruso que destaca por su innovación y originalidad: cuenta con dos pantallas, la típica y una secundaria de tinta electrónica, tecnología utilizada en los libros digitales que permite una autonomía mucho más duradera gracias a su consumo ultrabajo, a la vez que ofrece grandes posibilidades.

El dispositivo, que vendrá de serie con Android 4.2.2 Jelly Bean como sistema operativo, cuenta con doble pantalla: una principal LCD -con resolución de 1.280 por 720 píxeles, y otra secundaría de tinta electrónica, ambas de 4.3 pulgadas; un procesador Qualcomm Snapdragon S4 de doble núcleo a 1.7 GHZ, y 2 GB de RAM; memoria interna de 32 GB, no ampliable; doble cámara fotográfica, una principal de 13 megapíxeles con flash LED y otra frontal de 1 MP; batería de 1.800 mAh; y conectividad LTE para redes 4G.

La idea es que los usuarios escojan entre ambas pantallas según su actividad y las necesidades de autonomía que precisen. De esa manera, para ver vídeos, por ejemplo, se usaría la pantalla LCD, mientras que para usar servicios como Twitter, notificaciones, etcétera… podría ser suficiente la de tinta electrónica. Asimismo, el teléfono permite copiar la imagen de la pantalla principal a la de tinta electrónica con tan sólo arrastrar dos dedos, quedando la información ‘grabada’ y pudiendo apagar el terminal.

El Yotaphone se podrá adquirir en nuestro país en los próximos días, en dos colores: negro o blanco, por 499 euros. Se trata de un precio elevado teniendo en cuenta sus especificaciones técnicas, pero sí es cierto que se trata de uno de los terminales más originales e innovadores del mercado, si no el que más.