Ecición especial para el Cherokee
Ecición especial para el Cherokee - abc.es
iaa2015

«Night Eagle», ediciones especiales Jeep Cherokee y Renegade en Frankfurt

En el stand también se muestra el exclusivo Wrangler Rubicon Sunriser

Actualizado:

El Renegade y el Cherokee son los dos modelos que se visten de gala para el Salón del Automóvil de Frankfurt, donde la marca Jeep muestra el fuerte carácter de estos modelos mediante sendas ediciones especiales denominadas «Night Eagle», nacidas sobre la base del equipamiento Longitude y se distinguen por sus inconfundibles elementos de diseño de color negro, que consolidan su personalidad audaz y original, además de su tendencia a la ‘personalización’.

El Renegade «Night Eagle»puede equiparse, en función del mercado, con los motores 2.0 MultiJet (120 CV ó 140 CV), 1.6 MultiJet de 120 CV y 1.4 MultiAir de 140 CV.

El Jeep Cherokee «Night Eagle», que también se caracteriza por audaces elementos de diseño de color oscuro, presenta en el exterior varias aplicaciones de color negro brillante que hacen que su aspecto resulte más agresivo y deportivo. Se equipa con el nuevo turbodiésel 2.2 MultiJet II, con potencias de 185 CV o 200 CV (en función del mercado), con sistema Active Drive I 4x4.

Showcar: el Cherokee KrawLer y el Wrangler Rubicon Sunriser

Nacido sobre la base de la versión Trailhawk, el showcar Cherokee KrawLer, como su propio nombre indica, se ha diseñado para afrontar las condiciones más exigentes: el término «crawler», de hecho, remite a la categoría de los «rock crawler», los prototipos todoterreno que logran superar los obstáculos más extremos. «KL» por otro lado, es la sigla que identifica la familia Cherokee.

Caracterizado por un color de carrocería verde mate, que remite a la tradición Jeep, con detalles interiores y exteriores de color gris cuarzo, el showcar KrawLer monta el potente motor 3.2 V6 Pentastar de 272 CV, el cambio automático de nueve velocidades y la tracción total «Jeep Active Drive Lock» que incluye reductora y diferencial trasero bloqueable.

La atención también se centra en el showcar Wrangler Rubicon Sunriser. El vehículo expuesto luce el exclusivo color naranja mate, del que toma su nombre original, además de accesorios Mopar diseñados al efecto. Los parachoques son especiales para situaciones todoterreno y el delantero dispone de doble argolla de remolque. La vocación extrema del Wrangler, impulsado por el motor 2.8 CRD combinado con el cambio automático de cinco velocidades, se acentúa aún más con la placa protectora del motor y las ruedas “beadlock”. El beadlock es un accesorio que fija el neumático a la llanta, evitando que se salga, aunque se recorran rutas con presiones muy bajas, al afrontar situaciones complicadas sobre roca, arena y barro.