Nos molestan especialmente los «otros» conductores que entorpecen la circulación
Nos molestan especialmente los «otros» conductores que entorpecen la circulación - abc.es

Las discusiones de pareja y por trabajo son causas del nerviosismo al volante

El 34% de los conductores españoles se estresan al conducir

Actualizado:

La vuelta al cole y al trabajo finalmente llegaron, como todos los años, provocando de nuevo las famosas aglomeraciones y atascos en los accesos de las principales ciudades.

El caos circulatorio ha vuelto y con él la desesperación de quienes conducen. Según los más recientes estudios el 34% de los conductores españoles asegura sufrir estrés mientras conducen cuando llega el temido y odiado mes de septiembre. Este es el dato obtenido por Wazypark en una encuesta realizada a más de 1.000 conductores.

Al preguntarles por las causas que ocasionan mayor estrés y nerviosismo, para el 25% son los que conducen despacio y entorpecen la circulación del resto los que les provoca mayor irritación.

Le sigue, con un 21%, la imposibilidad de encontrar aparcamiento en la calle y tener que perder el tiempo dando vueltas o como última opción recurrir a un parking de pago, mientras que un 11% asegura que si hay algo que le estresa sobremanera son los atascos que día a día se producen en las entradas de las grandes ciudades en este mes de vuelta a la normalidad. Además, el mal estado de las carreteras y el miedo a tener un accidente, sumado a la elevada presencia de controles de velocidad y el exceso de normas, son con un 9% y 5% respectivamente, otras de las causas que generan mayor estrés.

Las discusiones de pareja y en el entorno laboral, factores de estrés.

Más allá de lo que ocurre en la propia carretera hay otros agentes externos que agudizan el estrés al volante. Destacan las discusiones de pareja que son para el 46% de los encuestados uno de los factores que más influye directamente sobre su estado de ánimo y condiciona su actitud al volante. Además, el estrés se ve también incrementado, con especial incidencia sobre la conducción, cuando se producen discusiones con el jefe o en el entorno laboral en el 22% de los casos o cuando se reciben malas noticias en el trabajo (13%).

Aunque más de la mitad de los encuestados (58%) reconoce que aunque padezcan situaciones de estrés en la carretera su manera de conducir no cambia, sí que hay conductores que reconocen justamente lo contrario. Este es el caso de un 24% de los preguntados que aseguran que en momentos de mayor tensión suelen conducir de manera más brusca. Asimismo, un 18% reconoce que cuando están más estresados suelen ser algo más torpes, despistándose de cosas tan básicas como poner los intermitentes, encender las luces o incluso les suele costar mucho más aparcar el vehículo.

Recetas para conducir más relajados

Cada maestrillo tiene su librillo y a la hora de aliviar el estrés al volante cada conductor tiene su remedio para combatirlo. Según 57% de los encuestados el mejor antídoto para evadirse y relajarse es poner música o la radio, pues les ayuda a desconectar de lo que sucede fuera. Mientras un 11% apuesta por resignarse ya que con nada consigue aliviar su malestar y un 9% manifiesta que la fórmula perfecta es ir acompañado y mantener una buena conversación.