Eléctrico, autónomo, capaz de avisar de un pinchazo y propiedad de otro: así será el coche que conduciremos mañana

Nissan, Audi, BMW, PSA y Michelin analizan el futuro de la movilidad en el congreso Movin’On de Montreal

MontrealActualizado:

Sin combustibles fósiles. Con un conductor que podría no ser su propietario. Y, a medio plazo, incluso sin conductor. Electrificación, automatización y pago por el uso del vehículo, y no por su posesión, son las tres tendencias que marcan el futuro del automóvil -algunas en parte ya son presente- junto con la conectividad, cada vez mayor, del propio coche con otros vehículos, con los teléfonos móvil y con componentes como los neumáticos. En ellas se han reafirmado Nissan, Audi, BMW, PSA y Michelin en el congreso de movilidad Movin’On, que se celebra en Montreal (Canadá).

Hibridación y electrificación

Todos los fabricantes coinciden en que el futuro de la automoción pasa por su electrificación, abandonando progresivamente los combustibles fósiles. No obstante, Peter Tropschuh, vicepresidente de sostenibilidad de Audi, hizo hincapié en que, al menos durante la próxima década, «la mayoría de los vehículos serán aún de combustión», por lo que será necesario ir electrificando los motores diésel y gasolina de forma paralela al desarrollo de motores 100% eléctricos y de baterías más pequeñas y con mayor capacidad.

En este sentido, Tropschuh destacó la necesidad de desarrollar nuevas tecnologías, como las baterías de estado sólido, con tres veces más capacidad que las de litio, y con un menor tiempo de recarga, y defendió que estas se conciban y construyan en Europa y EE.UU. para acabar con el monopolio que actualmente ostenta Asia. Al mismo tiempo, defendió la necesidad de fomentar la colaboración entre fabricantes para establecer una infraestructura de recarga adecuada, «el reto 1, 2, 3 y 4 del coche eléctrico», como definió, para lo cual también pidió un «impulso político».

Nada de ello, no obstante, tendría sentido si no se garantiza que la energía con la que se recargen los vehículos procede de fuentes renovables. «Los vehículos eléctricos serán positivos siempre que la energía de recarga sea límpia», destacó Tropschuh, algo en lo que también coincidió Denis Le Vot, vicepresidente y miembro de la junta directiva de Nissan Norteamérica. El directivo de la marca japonesa resaltó que las principales barreras de acceso al vehículo eléctrico, la falta de puntos de recarga y su reducida autonomía, ya están siendo derribadas, y destacó en ello el papel que tiene que ya no sean solo los fabricantes los interesados en lanzar este tipo de vehículos, sino también los proveedores. «Eso permite desarrollar la tecnología cada vez más rápido», explicó.

De forma paralela Ursula Mathar, vicepresidenta de sostenibilidad y proteccion medioambiental de BMW pidió también la colaboración entre fabricantes y administraciones públicas. «Estamos convencidos de la descarbonización y la electrificación, pero no podemos hacerlo solos. Hace falta una infraestructura apropiada y para ello es necesaria la colaboracion de las administraciones locales», afirmó, para resaltar que este tipo de vehículos ha prosperado especialmente en los países y regiones con políticas activas para su fomento, como Noruega o California.

Coche autónomo, de la mano al vehículo eléctrico

Denis Le Vot, de Nissan, cree que vehículo autónomo y eléctrico son dos conceptos que van de la mano. «Conducir un vehículo eléctrico es más fácil, y también es más sencillo introducir en él tecnologías de conducción autónoma», explicó, poniendo como ejemplo al Leaf. «El motor eléctrico permite adaptar se forma muy precisa a la velocidad del vehículo precedente. Además, los componentes son más pequeños, el motor, la transmisión, lo que permite que haya más espacio en el habitáculo, gracias también a unas baterías muy planas en los bajos».

Conectividad

Durante la conferencia también se abordó la conectividad de los vehículos, y también de sus componentes. En este sentido, Laurent Bourrut, miembro del comité ejecutivo de Michelin, avanzó que todo neumático de la marca estará conectado en los próximos años.

De forma similar a lo que ya sucede con camiones y autobuses, que incorporan un microchip, las gomas de los turismos también incorporarán un microchip que permitirá informar, en el cuadro o en el teléfono móvil del propietario, de una temperatura excesiva o de posibles pinchazos. «También permitirá hacer análisis predictivos», explicó. «Estamos entrando en una nueva era, y el neumático también estará en ella».

Coche compartido

Brigitte Courtehoux, responsable de servicios conectados y movilidad del grupo galo PSA, que engloba a la marca de servicios Free2move, hizo especial hincapié en las nuevas formas de uso del automóvil, desvinculadas en muchos casos de su propiedad. «Debemos dar soluciones distintas al usuario para que pueda elegir, ofrecerle la posibilidad de que pueda encontrar la solución más adecuada a sus necesidades de forma sencilla», explicó. En este sentido detalló la flexibilidad de Free2Move, que engloba soluciones de coche compartido (car-sharing), leasing o alquiler por minutos de escúteres, bicicletas y automóviles particulares. «Debemos garantizar que siempre tenga una solución, porque si son las ocho de la mañana y necesita llegar al trabajo, y no tiene opción, le habremos generado un problema».