El Brexit podría tener un impacto de más de 800 millones para la automoción en España

Según el estudio «Impacto del Brexit: análisis Iberia» las regiones más afectadas serán la Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla y León

MADRIDActualizado:

El coste del Brexit para España sobre los intercambios comerciales entre España y el Reino Unido podría alcanzar hasta 2.500 millones de euros. Es una de las principales conclusiones que se extraen del informe de Oliver Wyman “Impacto del Brexit: análisis Iberia”, que estima los costes burocráticos anualizados del Brexit sobre las exportaciones e importaciones entre España y el Reino Unido, es decir, aquellos relacionados con aranceles y aduanas, así como con las potenciales restricciones regulatorias. De este modo, el informe tiene en cuenta el impacto cuantificable y no los impactos adicionales/colaterales de otros aspectos como la migración, el talento, las inversiones, el consumo o la productividad.

El estudio destaca que la implantación de nuevas barreras arancelarias y no arancelarias añadirán hasta 3.100 millones en costes para las compañías. No obstante, hasta 600 millones (entre un 20% y un 25% del impacto) podrán mitigarse mediante, entre otros, ajustes en la cadena de suministro (cambio a proveedores locales) y la repatriación de inversiones estratégicas, llevando la producción más cerca de la demanda.

Así, España será, en términos absolutos, el sexto país más afectado de la Unión por el lado de las restricciones al comercio como consecuencia del Brexit, tras Alemania (9.400 millones de euros), Holanda (4.400 millones), Bélgica (3.900 millones), Francia (3.900 millones) e Italia (2.600 millones).

Según el informe, el Reino Unido es el cuarto destino más importante para las exportaciones de la industria española, con un superávit de 8.000 millones de euros y unas ventas totales de alrededor de 23.000 millones en el año 2016. De ellas, el 40% se concentra en los sectores de automoción (24%) y agroalimentario (16%), seguidos de los bienes de consumo, la aviación y la minería, con un 8% de peso cada uno.

En este sentido, el impacto del Brexit afectará de manera especial a los sectores de automoción, agroalimentario y bienes de consumo, que concentrarán el 70% de los costes absolutos asociados a la marcha del Reino Unido de la UE.

Con 886 millones de euros o, lo que es lo mismo, un impacto del 4% sobre su valor añadido bruto (que, antes del Brexit, es de 22.000 millones de euros), la industria de la automoción es, con diferencia, la más perjudicada por la salida del Reino Unido de la Unión Europea. España es el segundo mayor productor de vehículos de Europa, y en 2016 exportó un total de 348.000 unidades a las islas británicas, un 12% del total.

Así, según el informe, los aranceles tendrán un impacto del 2,4% de coste sobre el valor añadido bruto del sector como consecuencia de, entre otros, la aplicación de un arancel del 10% sobre los vehículos de motor y del 4,5% sobre recambios y accesorios

La mayor parte de los costes provendrán de la exportación de vehículos terminados. Entre ellos, 629 millones de euros por la venta de vehículos para el transporte de personas, 161 millones por los vehículos para el transporte de bienes y 79 millones por recambios y accesorios.

De acuerdo al estudio, las regiones más afectadas serán la Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla y León, ya que del total de sus exportaciones el 21%, 11% y 12%, respectivamente, tiene como destino el Reino Unido. En el caso de Castilla y León, el 45% de sus exportaciones corresponden al sector de la automoción. Por su parte, Cataluña cuenta con la mayor fábrica de Seat del mundo, que exporta el 84% de su producción, mientras que la fábrica de Ford en la Comunidad Valenciana vende fuera el 97% de su producción.