Bruselas investiga las ayudas a PSA para sus inversiones en la planta de Vigo

Desde el grupo industrial aclaran que es un proceso de control rutinario previo a la concesión de todo tipo de ayudas de estado

MADRIDActualizado:

La Comisión Europea ha abierto una investigación para evaluar si el plan de España de conceder 20,7 millones de euros en ayudas públicas al grupo PSA (Peugeot-Citroën-Opel-Ds) para invertir en su planta de Vigo cumplen las normas europeas de ayudas de Estado a regiones. Según fuentes del grupo empresarial consultadas por ABC, se trata de un procedimiento ordinario,una «especie de exámen habitual para el control de las llamadas ayudas de estado» que se realiza previamente a la concesión de las ayudas.

El grupo PSA está realizando una inversión de 640 millones de euros hasta el año 2020, destinada a la adaptación de las instalaciones del nuevo modelo 2008 y del proyecto K-20, que contempla la fabricación de vehículos de gasolina, diésel, así como sus versiones eléctricas y electrificadas. Tan solo con el inicio de la producción del nuevo SUV 2008 PSA contempla 800 nuevas incorporaciones a su plantilla a partir del próximo otoño.

"La Comisión investigará meticulosamente si las ayudas previstas de España son realmente necesarias para que Peugeot invierta en procesos de producción verdaderamente innovadores en Vigo y si van a desarrollar la región sin falsear indebidamente la competencia o ir detrimento de la cohesión en la UE", dijo en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

La apertura de la investigación da a España y terceras partes la oportunidad de pronunciarse sobre el caso y no prejuzga en modo alguno el resultado final, que deberá determinar si se cumplen las normas como paso previo a la concesión de la ayuda solicitada.

Sumado el nuevo proyecto K9 y el Peugeot 2008 a las furgonetas K-9 (Citroën Berlingo, Peugeot Partner y Opel Combo), que empezaron a ensamblarse ya el año pasado y a los modelos ya consolidados, de la fábrica viguesa saldrán el año que viene unos 500.000 vehículos al año.

El trabajo en las nuevas líneas comenzó en 2015 y en 2017 España notificó a la Comisión que deseaba conceder ayudas públicas a este proyecto por un total de 20,7 millones de euros, recordó el Ejecutivo comunitario. Balaídos cuenta ahora con 5.400 en nómina, una cifra aún lejana de los 10.000 empleados de la fábrica en 2009. Ese año registró su récord de producción con 530.000 vehículos.

El Peugeot 2008 es uno de los puntales de PSA en materia de electrificación. El grupo francés prevé que en 2025 todos los vehículos de sus cinco marcas (Peugeot, Citroën, Opel, Vauxhall y DS) dispondrán de una versión electrificada. La planta de Vigo tiene ya experiencia. Desde 1995 ha venido produciendo versiones eléctricas de los vehículos comerciales ligeros de PSA y cuenta para ello con un taller de baterías en el que se montarán las del Peugeot 2008 y también las del Opel Corsa que se fabricará en Zaragoza.

Nuevo Peugeot 2008
Nuevo Peugeot 2008

La Comisión "duda de que el proceso de producción previsto sea lo suficientemente innovador como para poder acogerse a esa excepción", explicó en un comunicado.

Bruselas también tiene dudas sobre la contribución que tendrán las ayudas al desarrollo regional y sobre su "idoneidad y proporcionalidad". Asimismo, no puede descartar por el momento que vayan a tener efectos negativos sobre la competencia en el mercado de turismos al que se dirigen las inversiones de PSA