Carlos Tavares y Linda Jackson, junto al C5 Aircross en Chenai (India)
Carlos Tavares y Linda Jackson, junto al C5 Aircross en Chenai (India) - AFP

Citroën entra en el mercado indio con el C5 Aircross y tres nuevos modelos

El desembarco forma parte de la estrategia del grupo francés PSA para incrementar en un 50% sus ventas fuera de su mercado doméstico

París Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El grupo automovilístico francés PSA oficializó este miércoles su entrada en el mercado indio a través de su marca Citroen con el lanzamiento el año próximo de su modelo C5 Aircross, a lo que seguirá el desarrollo local de tres vehículos, uno al año, a partir de 2021.

Más del 90 % del aprovisionamiento para la fabricación de esos coches, que más adelante también se exportarán fuera de India, provendrá de ese país, destacó en una conferencia telefónica el presidente de PSA, Carlos Tavares.

La compañía francesa, que está asociada a CK Birla, contará con una fábrica de motores que entrará en funcionamiento en 2019 y con una planta de ensamblaje que iniciará la producción en 2020, con una capacidad de unas 100.000 unidades anuales.

Para no dar pistas a sus competidores, Tavares no quiso ofrecer detalles ni sobre esos futuros vehículos ni sobre las inversiones, más allá de indicar de que su regla es actuar de forma progresiva y con "frugalidad" a la hora de gastar.

Preguntado sobre sus objetivos en términos de cuota de mercado, respondió que esa no es una meta de su empresa, que lo que busca es ser lo más eficiente posible. A ese respecto, hizo notar que en 2018 PSA fue el fabricante más rentable de Europa.

El desembarco en India forma parte de la estrategia del grupo francés para incrementar en un 50 % sus ventas fuera de su mercado doméstico. Dentro de esos planes está el relanzamiento de su marca Opel en Rusia y la vuelta de Peugeot a Estados Unidos.

Para PSA, India es un país con gran potencial para el sector del automóvil teniendo en cuenta su crecimiento económico, las perspectivas de que la clase media aumente en un 75 % de aquí a 2025 (cuando podría representar 110 millones de personas) y el hecho de que actualmente hay sólo 40 coches por cada 1.000 habitantes.