Planta de ensamblaje de Ford
Planta de ensamblaje de Ford - AFP

Ford recortará 12.000 empleos en su proceso de reestructuración en Europa

La mayoría serán prejubilaciones o retiros voluntarios. La compañía no ha concretado el impacto sobre su factoría de Almussafes (Valencia), aunque el grueso del recorte se distribuirá entre Alemania, Reino Unido, Rusia y Francia

MadridActualizado:

Ford reestructurará su negocio en Europa en un proceso que se saldará con el recorte de unos 12.000 empleos en el continente europeo. La mayoría de las bajas, según anunció en un comunicado, serán salidas voluntarias. También se dividirá en tres nuevas áreas de negocio y renovará en profundidad su gama de productos, con el objetivo a medio plazo de alcanzar un margen operativo del 6% de la facturación..

Según ha confirmado ABC, el grueso del recorte lo sufriría Alemania, con unas 5.000 salidas; seguida de Reino Unido, con 3.100, y Rusia, con 2.200; mientras que en Francia se estiman unas 1.000 salidas. El resto, unas seiscientas, se distribuirían entre el resto de países europeos.

Previamente, el fabricante había avanzado que su plantel de fábricas en Europa se reducirá a 18 para 2020. Ford echará el cierre a la planta de motores de Bridgend, en Reino Unido; a la de transmisiones de Blanquefort, en Francia; a las de producción de automóviles de Naberezhnye Chelny y San Petersburgo y el centro de motores de Elabuga, en Rusia.

También venderá a Magna la factoría de transmisiones de Kechnec, en Eslovaquia y consolidará su sede en Reino Unido y la de Ford Credit Europe en el Ford Dunton Technical Center en South East Essex (Inglaterra), pese a la salida del país británico de la Unión Europea (UE) prevista para el próximo 31 de octubre.

Impacto sobre Almussafes

En España, la firma del óvalo emplea a unas 8.100 personas repartidas en tres turnos en su factoría valenciana de Almussafes. En ella anunció recientemente que creará unas instalaciones de montaje de baterías para vehículos electrificados, que se espera que estén operativas en septiembre de 2020.

De momento, la división Europea de Ford no se ha pronunciado sobre posibles recortes de empleo en la factoría valenciana, pero sí ha confirmado que reducirá turnos de trabajo, al igual que en Saarlouis (Alemania). La semana pasada la dirección de la planta y la plantilla acordaron un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de cuatro días: 1 y 2 de agosto y 19 y 20 de diciembre en Almussafes (Valencia). Además, a partir de septiembre producirá entre 100 y 150 vehículos menos por día, lo que implica recortar el total de vehículos producidos hasta fin de año en unas 14.000 unidades. Asimismo, el 50% del turno de noche se distribuirá entre otros turnos y en la fabricación del nuevo Kuga.

El pasado mayo, la firma del óvalo anunció que tenía intención de eliminar alrededor del 10% de su fuerza laboral en todo el mundo, unos 7.000 empleos, para finales de agosto.

A partir del 1 de julio Ford se dividirá en tres áreas de negocio: Vehículos Comerciales, Vehículos de Pasajeros e Importaciones, cada una con sus propios equipos. Asimismo la marca se reforzará con nuevos modelos en el continente europeo, como la nueva generación del Kuga, fabricado en Valencia y con versiones híbridas e híbridas enchufables, el SUV grande Explorer o el nuevo SUV compacto Puma. Además, toda su gama incluirá versiones electrificadas, que serán ensambladas en Europa, según afirmó el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, en un comunicado.

En el ámbito de comerciales, la marca prevé profundizar en su alianza con Volkswagen, sellada el pasado enero, para realizar desarrollos conjuntos; el área de Vehículos de Pasajeros, bajo control de Roelant de Waard desde Colonia, englobará los vehículos producidos en el continente europeo; y el área de Importaciones englobará el deportivo Mustang y el futuro SUV eléctrico inspirado en él, así como el Ford Explorer, que llegará a Europa este año. La marca espera triplicar el volumen de vehículos importados a Europa hasta 2024.