El Grupo Renault rebaja sus objetivos para 2019 al descender un 6,4% en el primer semestre

Desde el grupo automovilístico aseguran que en un contexto más difícil de lo esperado logran mantener su posicón y lograr sus objetivos para el primer semestre del año

MADRIDActualizado:

En una primera mitad de 2019 complicada para el sector de la automoción, con caídas de ventas generalizadas en Europa, incertidumbre debido a las posibles consecuencias del Brexit, y con la amenaza de una subida de aranceles por parte de Estados Unidos, el grupo Renault ha publicado sus resultados financieros que confirman sus objetivos anuales de margen operacional, del ordel del 6%. La cifra de negocio del Grupo en el primer semestre alcanza los 28.050 millones de euros (-6,4%), y el resultado de explotación del Grupo es de 1.521 millones de euros, frente a 1.734 millones de euros.

El grupo tuvo 1.048 millones de euros de beneficio en el primer semestre, un bajón del 50,3 % respecto al mismo periodo de 2018, debido esencialmente a la drástica reducción de la contribución de su socio Nissan, que atraviesa una situación financiera delicada. Esa contribución de Nissan (Renault es el primer accionista de la compañía japonesa) fue negativa de 21 millones de euros y en total disminuyó en 826 millones de euros en términos interanuales.

Con los resultados del primer semestre del año el grupo Renault contempla como previsión que en 2019 el mercado automovilístico mundial debería descender con respecto a 2018 del orden del 3% (frente a un descenso de 1,6% previsto anteriormente).

El mercado europeo se espera que sea estable, sin tener en cuenta el efecto provocado por un «hard Brexit», o salida de Inglaterra de la Unión Europea no negociada. La caída de la facturación se debió en el primer tsemestre al descenso de las matriculaciones en varios mercados clave como Turquía, Francia y Argentina, al parón forzado de las ventas en Irán por el embargo estadounidense al régimen de Teherán, así como al efecto negativo de las variaciones de tipo de cambio, en particular por la devaluación del peso argentino.

Los directivos de la marca francesa estiman que el mercado ruso debería descender entre un 2% y un 3% ( frente a un crecimiento del orden del 3% esperado anteriormente). El mercado brasileño debería progresar entorno al 8% ( frente a un crecimiento del 10% según anteriores previsiones).

En este contexto, el Grupo Renault revisa su objetivo de cifra de negocio, que debería mantenerse próxima a la del año anterior (a tasa de cambio y perímetro constantes) frente a un aumento esperado anteriormente. Sin embrgo mantienen sus objetivos de lograr un margen operacional del orden del 6%, y un un free cash-flow operacional del Automóvil positivo.

El consejero delegado del Grupo, Thierry Bolloré, señaló que de cara al segundo semestre ven tres grandes riesgos para su actividad: la posibilidad de un "brexit" sin acuerdo, las tensiones comerciales y las incertidumbres sobre la reglamentación para el sector.

Las cifras del primer semestre

La cifra de negocio del Automóvil sin AVTOVAZ (el fabricante ruso del grupo Renault) alcanza los 24.791 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,7% con respecto al primer semestre de 2018. Esta bajada se explica por un efecto volumen negativo de -4,6 puntos relacionado con la bajada de las ventas en Turquía, Francia y Argentina, y a la eliminación de stock de la red. Las ventas a los socios bajan -3,1 puntos debido a la caída de producción del Nissan Rogue, al cierre del mercado iraní desde agosto de 2018 y al descenso de la demanda de motores diésel en Europa. El efecto de la tasa de cambio, negativo por valor de -1,2 puntos, se debe esencialmente a la fuerte devaluación del Peso argentino y de la Lira Turca. El efecto precio, positivo por valor de +1,0 puntos proviene de la compensación de la devaluación de esas dos divisas y de las subidas de precio en Europa.

El margen operacional del Grupo asciende a 1.654 millones de euros y representa un 5,9% de la cifra de negocio.

El margen operacional de AVTOVAZ asciende a 82 millones de euros frente a 105 millones de euros en el primer semestre de 2018. A pesar de un mercado a la baja, AVTOVAZ sigue aprovechando el éxito de sus modelos lanzados en 2018 pero no se beneficia más, en el primer semestre de 2019, de los efectos positivos no recurrentes registrados en 2018.

La contribución de la Financiación de las ventas al margen operacional del Grupo se eleva a 591 millones de euros, frente a 594 millones de euros del primer semestre de 2018. Esta variación del -0.6% incluye un efecto de cambio de divisas negativo de 14 millones de euros y de depreciaciones ligadas a las actividades de servicios de movilidad por 21 millones de euros. Además, la contribución creciente del margen de los servicios, que alcanza los 319 millones de euros, representa cerca de un tercio del Producto Neto Bancario. El coste del riesgo total es un 0,40% del encurso productivo medio (0,37% del primer semestre de 2018) confirmando una política robusta de aceptación y de recuperación.

Los otros productos y cargas de explotación son negativos, por valor de -133 millones de euros (frente a -180 millones de euros en el primer semestre de 2019), debido a las provisiones principalmente relacionadas con el programa de prejubilaciones Francia, por valor de cerca de 80 millones de euros.

El resultado de explotación del Grupo se establece en 1.521 millones de euros, frente a 1.734 millones de euros en el primer semestre 2018 ( -12,3 %).

El resultado financiero asciende a -184 millones de euros, frente a -121 millones en el primer semestre de 2018. Esta deterioración se explica principalmente por la subida de los tipos de interés en Argentina.

Los impuestos corrientes y diferidos representan una carga de 254 millones de euros frente a una carga de 387 millones de euros en el primer semestre de 2018.

El resultado neto se establece en 1.048 millones de euros y el resultado neto, parte del Grupo, en 970 millones de euros ( 3,57 euros por acción con respecto a 7,24 euros por acción en el primer semestre de 2018).