Opel invierte 250 millones para adaptar Figueruelas al nuevo Corsa electrico

Se realizarán en la fábrica española diversos proyectos de mejora energética e innovación tecnológica en los procesos productivos hasta el año 2021

Actualizado:

El grupo PSA invertirá en torno a 250 millones de euros en la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) en proyectos de mejora energética e innovación tecnológica en los procesos productivos hasta el año 2021 con motivo de la fabricación del nuevo Corsa y su versión eléctrica.

PSA-Opel ha concretado esta inversión y el plazo para llevarla a cabo en la solicitud de ayudas para el desarrollo de estos proyectos convocadas por el Gobierno de Aragón en el marco del impulso al sector automovilístico y su transformación hacia el vehículo eléctrico.

De esta forma, el Ejecutivo aragonés concede un crédito extraordinario a la compañía de hasta 4 millones para ese fin y adjudicará otros 2,7 en concurrencia competitiva a empresas auxiliares, según sendos decretos ley firmados por el presidente aragonés, Javier Lambán, y el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, publicados el pasado viernes en el Boletín Oficial de Aragón.

Según apuntado fuentes de Opel, el proyecto de transformación de la factoría, con cambios iniciados el año pasado para su modernización e impulso de la competitividad, prevé inversiones dirigidas a la fabricación del nuevo Corsa y su versión eléctrica y otros gastos derivados de investigación y desarrollo, proyectos para procesos innovadores de fabricación automatizada e inversiones en Industria 4.0.

Además de a la fabricación de vehículos eléctricos y nuevos modelos de la plataforma PSA, la compañía recoge entre sus objetivos la integración de nuevos materiales en el vehículo, como la estampación en aluminio, o la diversidad de colores en el coche (dos tonos), la mejora de materiales o inversiones de eficiencia energética y mejora medioambiental, según el BOA.

Para Opel, esta inversión demuestra la “importante” apuesta de PSA por la planta de Figueruelas para que sea más competitiva y se pueda adaptar “a los nuevos tiempos”.

El Gobierno de Aragón insiste en el decreto ley en que la pugna entre las compañías automovilísticas exige que Opel acometa ya las inversiones “so pena de quedar retrasada con respecto al resto de competidores en la fabricación de coches eléctricos”, que es “una de las mayores oportunidades comerciales de las próximas décadas”.

Para el ejecutivo aragonés, el especial entorno de competencia global que caracteriza al sector de la automoción “exige y justifica” este apoyo a Opel, para que pueda competir “en igualdad”, y el impulso de estas actividades contribuirá a su viabilidad a corto y medio plazo.

Al estar prorrogado el presupuesto de la Comunidad, el Gobierno de Aragón ha dispuesto estos créditos por medio de dos decretos ley teniendo en cuenta la limitación temporal de Opel inherente a la fabricación del vehículo eléctrico y la subvención nominativa que recogía el anteproyecto de presupuestos de 2019, que no se aprobó.

Estos decretos ley están pendientes de su convalidación por el pleno de las Cortes de Aragón.