El precio de los coches nuevos sube un 0,8% y caen las ventas de usados por falta de stock

Parte de la subida se debe al aumento en las ventas de vehículos de gasolina, que asumen un tramo superior de impuesto de matriculación

Actualizado:

Los automóviles cerraron mayo con un incremento del 0,8% en su precio en comparación con el mismo mes del año anterior y acumulan un encarecimiento de dos décimas en lo que va de año, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El comportamiento de los precios de los coches difiere del experimentado por el Índice de Precios de Consumo (IPC) general, que subió un 0,2% en mayo en relación al mes anterior y recortó siete décimas su tasa interanual, hasta el 0,8%, su nivel más bajo desde enero del pasado ejercicio.

Fuentes del sector explicaron a Europa Press que la subida del precio de los coches está en línea con la tendencia de demanda de vehículos de gasolina, que tienen que asumir un tramo superior de impuesto de matriculación, además de con el auge de los vehículos todocamino, de mayor precio.

Las motocicletas se encarecieron un 1,1% en mayo frente al mismo mes de 2018, un 0,1% entre abril y mayo y un 0,3% en lo que va de 2019.

Las piezas de repuesto y accesorios para vehículos, sin embargo, registraron una bajada de ocho décimas en su precio en mayo respecto a dicho mes del año pasado, al tiempo que la comparativa intermensual se mantuvo sin variación y se registró una bajada de precio de tres décimas en el acumulado del ejercicio.

En cuanto a la compra-venta de vehículos usados, el mal comportamiento de las matriculaciones nuevas ha frenado la llegada de vehículos al canal de seminuevos y kilómetro cero, por lo que la transferencias han registrado unm descenso del 9,6% en el mes de mayo, alcanzando un total de 175.973, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto.

De este modo, este mercado encadena dos meses de retrocesos, después de un mes de abril también en negativo. En el acumulado del año, se contabilizan 837.379 transferencias, lo que ya supone un ligero retroceso (-0,6%) respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con el 63,4% de las ventas, pese a que cayó un 11,2%. La gasolina supuso, sin embargo, sólo el 35% de todas las operaciones, cayendo también ligeramente (-1%).