EFE

La dirección de Volkswagen Navarra y los sindicatos pactan el nuevo convenio colectivo

El preacuerdo sobre el nuevo convenio de Volkswagen abre la puerta a la asignación de un tercer modelo

PamplonaActualizado:

«Este Convenio Colectivo ayudará para la adjudicación de un tercer modelo para Volkswagen Navarra, elemento fundamental para aumentar la garantía de futuro». Con este texto expresamente incluido en el preacuerdo del convenio para planta alemana ubicada en Landaben queda patente la importancia de su firma. Ésta se llevará a cabo una vez que sea votado por la totalidad de la plantilla. Pero, de momento, lo más importante ya está hecho y es el acuerdo alcanzado el jueves entre la dirección de la empresa y los sindicatos UGT, CCOO y los Cuadros, que conforman la mayoría del comité de empresa.

Entre las medidas acordadas destaca un incremento salarial del IPC más un 0.5% para los años 2019, 2020 y 2021 y del IPC más un 0,4% para los dos años siguientes. Además, a la firma del convenio se abonará a todos los trabajadores un pago único de 200 euros.

Pero quizá lo más importante del preacuerdo es que para este año 2019 se garantiza la «realización de más de 200 contratos indefinidos». En los años siguientes también se harán contratos indefinidos, pero el número se calculará año a año. Normalmente estos contratos indefinidos se realizan a trabajadores que en la actualidad tienen contratos temporales. Y servirá, además, para el plan de rejuvenecer la plantilla. Hay que recordar que el pasado mes de enero comenzó la prejubilación de los trabajadores mayores de 61 años y las nuevas contrataciones normalmente son de personas jóvenes.

El nuevo convenio también prevé una posible conversión de la fábrica para la construcción de coches eléctricos. Con esta finalidad, «se potenciará la creación de sinergias con universidades, empresas, Administración y agentes sociales para que la fábrica sea un potencial fabricante de un vehículo eléctrico, conectado y autónomo», asegura el texto.

Poder adquisitivo

La directora de Recursos Humanos de la empresa, Kerstin Scholz, valoró «muy positivamente» el preacuerdo alcanzado con la mayoría de la representación social y subrayó que el texto «garantiza el aumento del poder adquisitivo, crea empleo de calidad, rejuvenece la plantilla y mejora las condiciones de trabajo y sociales de los trabajadores». Además, Scholz destacó que «un convenio de seis años otorga un marco estable para competir por la llegada de un tercer modelo o para estar en primera línea ante cualquier proyecto de futuro de la marca o el Grupo Volkswagen».

Durante su visita a la planta de Landaben, hace diez días, el responsable de Producción y Logística del grupo, Andreas Tostmann a la planta navarra, ya afirmó con esta perspectiva que un convenio colectivo de larga duración «ayudaría mucho» para la adjudicación de un tercer modelo a Volkswagen. La estabilidad que supondría un convenio largo sería un espaldarazo para una decisión que «no se ha tomado todavía, pero estamos en las conversaciones finales», afirmó Tostmann en Pamplona.

Críticas de LAB

El sindicato abertzale LAB se mostró reacio a apoyar el acuerdo ya que lo considera «insuficiente» por no amparar suficientemente a los trabajadores eventuales. Los abertzales valoraron positivamente la conversión de 200 contratos a indefinidos, pero recordaron que en la actualidad hay 500 trabajadores temporales.

No obstante, la representación sindical que tienen los favorables al acuerdo hace presagiar que la plantilla aceptará sin problemas el nuevo texto que garantizaría la mejora de sus condiciones laborales hasta el año 2023.