EFE

Volkswagen, primer fabricante mundial en 2018, por delante de Renault-Nissan-Mitsubishi y de Toyota

Todas las empresas del sector del automóvil se vieron afectadas durante el año pasado por 'vientos en contra' vinculados con la entrada en vigor de la nueva homologación WLTP en Europa (el pasado 1 de septiembre), así como por la incertidumbre vinculada con el Brexit y por la guerra comercial entre China y Estados Unidos

Actualizado:

El grupo alemán Volkswagen finalizó 2018 como el primer fabricante mundial de vehículos (turismos, vehículos comerciales e industriales), por delante de otros conglomerados automovilísticos como Renault-Nissan-Mitsubishi y de Toyota, según datos de las tres compañías recogidos por Europa Press.

Todas las empresas del sector del automóvil se vieron afectadas durante el año pasado por 'vientos en contra' vinculados con la entrada en vigor de la nueva homologación WLTP en Europa (el pasado 1 de septiembre), así como por la incertidumbre vinculada con el Brexit y por la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

En este entorno, el consorcio que preside Herbert Diess cerró 2018 con un volumen mundial de entregas de todas sus marcas de 10,83 millones de unidades, lo que representó un incremento del 0,9% en comparación con los 10,74 millones de unidades entregados en 2017.

Este crecimiento estuvo impulsado, principalmente, por la evolución positiva de sus marcas Volkswagen Turismos, Skoda, Seat y Porsche, que lograron paliar la caída del 3,5% experimentada por la premium Audi.

La segunda posición por volumen de ventas en 2018 correspondió a la alianza franconipona Renault-Nissan-Mitsubishi, que matriculó 10,76 vehículos en todo el mundo, un 1,4% más, lo que le permitió situarse como líder en ventas de turismos y comerciales.

El grupo Renault contribuyó a este volumen mundial de ventas con 3,88 millones de unidades, un 3,2% más, mientras que Nissan entregó 5,65 millones de unidades, un 2,8% menos, y Mitsubishi mejoró un 18,3% sus registros, hasta 1,21 millones de unidades.

Cerrando el podio de los tres principales fabricantes mundiales de 2018 se situó la japonesa Toyota, que registró un volumen comercial de 10,59 millones de unidades al término del año que acaba de finalizar, lo que representa una progresión del 2%.

El grupo Toyota, que engloba las marcas Lexus y Toyota, vendió 9,54 millones de vehículos en todo el mundo en 2018, lo que se traduce en una subida del 1,7%, al tiempo que Daihatsu creció un 3,8%, con 848.000 unidades. Hino, de su lado, comercializó 204.000 unidades el ejercicio, un 10,1% más.

La producción del consorcio Toyota se situó en 10,56 millones de unidades al cierre del año pasado, un 1% más, con un volumen de 8,88 millones de unidades del grupo Toyota, un 1,4% menos, de 1,46 millones de unidades de Daihatsu, un 16,1% más, y de 214.911 unidades de Hino, un 9,9% más.