Renault

Zoe 2019: más calidad y autonomía para el eléctrico de Renault

Recibe un nuevo motor de 135CV y logra circular hasta 390 km sin recargar, gracias a una batería mayor, de 52 kWh

U. Mezcua
ParísActualizado:

Nuevos aires para uno de los elétricos más vendidos de Europa, con más de 150.000 unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2013. Renault actualiza en profundidad su Zoe, dotándole de ligeros cambios estéticos, un interior de mayor calidad y más potencia y autonomía a un modelo que llegará a los concesionarios en otoño.

Los cambios van justo donde deberían. Aunque la plataforma es la misma que la del modelo precedente, y por tanto las dimensiones son idénticas, la estética es ahora algo más agresiva, gracias a unas ópticas delanteras más afiladas (LED desde el nivel de entrada) con diseño en forma de C. Las luces diurnas ahora se han integrado y por primera vez, contará con antinieblas. También se ha rediseñado el paragolpes, con dos entradas de aire, una parrilla simulada y tomas aerodinámicas, y se ha dotado de una nueva estética a los pilotos traseros.

La verdadera transformación llega en el interior, que sigue la línea del recién renovado Clio. En la zona delantera, especialmente el salpicadero, gana en calidad con nuevos recubrimientos "soft", gran pantalla de infoentretenimiento curva de 7 o 9,3 pulgadas y un Digital Cockpit de 10 pulgadas, más grande; si bien este salto cualitativo no se percibe en las plazas traseras ni en el recubrimiento de plástico duro del maletero.

El túnel central que divide el habitáculo se estructura ahora en dos niveles: en el primero se encuentra la palanca de cambios sobreelevada y en el segundo el freno de estacionamiento eléctrico. También hay nuevos materiales para el interior, con un nuevo recubrimiento textil elaborado íntegramente con materiales reciclados (el 80% de ellos antiguos cinturones de seguridad) para los asientos y los paneles de las puertas.

También hay importantes novedades en el plano mecánico. Aunque se mantendrá a la venta la motorización R110, de 109CV, y la opción de batería de 41kWh, se ofrecerá ahora un motor más potente, de 135CV, que permite acelerar de 80 a 120 km/h en dos segundos menos. Asimismo, recibe una nueva batería de 52 kWh (denominada Z. E. 50) que ofrece hasta 390 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP.

Asimismo, se ha añadido una toma de carga rápida (en el frontal) mediante conector CCS de hasta 50 kW, que permite recargar en tan solo media hora en un punto de carga de estas características. En una toma casera de tipo Schuko el tiempo requerido es de unas nueve horas, mientras que una toma pública de 11 kW requiere unas dos horas.

Esta nueva batería, ensamblada por Renault en su factoría de Flins, únicamente añade 25 kilogramos al conjunto, permitiendo, con un aumento del peso del 7%, incrementar un 25% la batería gracias a que se ha mejorado la química de las céldas -suministradas por LG Chem y fabricadads en Polonia- pero sobre todo a que ahora éstas son de mayor longitud.

Se podrá alternar entre dos modos de conducción, B Mode y D Mode. El primero de ellos, similar al “one pedal” del Nissan Leaf -pero algo menos intrusivo-, aumenta sensiblemente la retención del motor eléctrico al levantar el pie del acelerador, lo que permite aumentar la autonomía y minimiza (aunque no disminuye totalmente) la necesidad de utilizar el pedal de freno. Tanto delante como detrás, por cierto, los frenos son de disco.

También se ha actualizado totalmente el sistema de infoentretenimiento, denominado ahora Easy Link y con funcionalidades específicas para el Zoe, como un buscador de puntos de carga cercanos capaz de indicar si están o no operativos. Igualmente se ha actualizado la app My Renault, que ahora indica los puntos de recarga idóneos para parar en ruta y el tiempo que se deberá parar en ellos.

Aún no se ha desvelado el precio, aunque desde Renault aseguran que el objetivo seguirá siendo prioritario mantenerse en un umbral “asequible”. Lo que sí se ha aclarado es que seguirá ofreciéndose tanto la opción de adquirir el vehículo completo como de alquilar mensualmente las baterías, como se permite con el modelo actual, cuyo coste ronda los 79 euros al mes.

En materia de seguridad, incluirá asistentes como el Mantenimiento de Carril, asistente de aparcamiento Easy Park o frenada automática de emergencia, aunque no contará con Control de Crucero Adaptativo.