Diversión al volante con el Ateca FR, el más deportivo de la gama

Ya a la venta, con motores de 150 y 190 CV diésel y gasolina, y desde 31.340 € sin descuentos

SEGOVIAActualizado:

Cuando hace ya algo más de un año se presentó el que entonces era el primer SUV de Seat con su gama inicial, una de las primeras preguntas que la prensa planteó a los directivos de la marca era la posibilidad de contar, en un futuro más o menos próximo, con una versión «deportiva» FR. Una vez consolidado el modelo dentro de la marca, y con excelentes cifras de ventas en España y en Europa (más de 50.000 pedidos en todo el mundo desde su lanzamiento), Seat da respuesta a los conductores con ganas de un vehículo más divertido, ágil y dinámico.

Puede resultar curiosa una versión deportiva sobre un SUV, un segmento que se está ganando el tradicional mercado de los monovolumen, es decir, coches familiares y versátiles en los que se prima la habitabilidad y el maletero sobre las prestaciones. Pero tras probar el modelo la respuesta a la pregunta de si tiene sentido esta versión FR es un si rotundo.

A las características de un SUV más valoradas por los clientes el Ateca FR suma un comportamiento más ágil y preciso, unas muy buenas prestaciones y un atractivo diseño, diferenciado de sus hermanos sin este ADN deportivo. Se consigue gracias a los motores diésel y gasolina, de 150 y 190 CV, con transmisiones manuales y automáticas DSG de seis y siete relaciones, y la posibilidad de inporporar la tracción total 4Drive. Precisamente el Ateca FR es el modelo en el que Seat estrena el nuevo propulsor de gasolina 2.0 TSI de 190 CV, que viene acompañado de un DSG de siete relaciones y tracción integral, a la que se puede sumar de forma opcional el nuevo Control de Chasis Adaptativo. Con este motor el Ateca llega a una velocidad máxima de 212 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y un consumo medio de 7 l/100 km.

Sobre el asfalto, y jugando con las diversas opciones de conducción y dureza de las suspensiones, el coche se conduce prácticamente como una berlina o un compacto de cinco puertas, con lo que l as buenas sensaciones al volante están garantizadas. Es muy parecido a llevar un Seat León, pero con un extra de tamaño y altura. En cuanto a la tracción total, no es un mero elemento decorativo. En un circuito de tierra en el que pudimos comprobar sus aptitudes, el Ateca FR, pese a ser 10 milímetros más bajo que el Ateca «normal», superó con total soltura todo tipo de obstáculos (vadeo, pendientes, descensos pronunciados, etc). Mucho más de lo que en su trato «normal» se le va a exigir al vehículo en zonas «off-road».

La gama completa de motores del Ateca FR comienza con el 1.4 EcoTSI de 150 CV con Start&Stop y sistema de desconexión de cilindros. Este motor está disponible en versiones 4x2 o 4x4 y con caja de cambios manual y DSG.

Las dos mecánicas disponibles en diésel son un 2.0 TDI de 150 CV con Start&Stop, cambio manual de seis relaciones y tracción 4Drive, que anuncia un consumo de 5,1 l/100 km de media y emite 129 gr/km de CO2, y un mismo bloque que nos ofrece 190 CV, asociado a la tracción 4Drive y cambio automático DSG de siete relaciones. En este último la cifra de consumo combinado oficial sorprende con sólo 5,3 l/100 km.

En la parte estética, el FR se diferencia de los demás Seat Ateca por unas prominentes entradas de aire, la parrilla de diseño específico de color negro brillante, la presencia del logo FR en la misma y los paragolpes delantero y trasero también de diseño exclusivo FR, del color de la carrocería incluso en la zona baja. El logo del acabado más deportivo lo encontramos también en el portón trasero, encima del paragolpes específico, con un spoiler del color de la carrocería.

El lateral del Ateca FR se distingue sobre todo por las barras del techo de color negro, los grandes pasos de rueda pintados en el mismo color que la carrocería, corbatas en pilar B y C en negro brillante y unas llantas de aleación de 18’ pulgadas.

En su interior destacan las estriberas de aluminio con el logo FR, el volante deportivo multifunción forrado en cuero con costuras en rojo y logo FR, el salpicadero de color negro, los asientos deportivos tapizados en tejido Alcantara, también de color negro, y los pedales de aluminio.

Y todo ello con un equipamiento de partida muy completo: cuenta de serie con los faros Full LED, el detector de ángulo muerto más alerta de tráfico posterior -que nos avisa de los coches que se aproximan por detrás cuando queremos salir de una plaza de aparcamiento-, control de crucero adaptativo con protección de peatones,

Top View Camera 360º -visión cenital del vehículo con imágenes 360º del entorno-, asistente de aparcamiento automático, asistente de luz en carretera, dirección progresiva, Pack Apertura de portón manos libres -que incluye portón trasero eléctrico y Pedal Virtual, que activa la apertura del portón con un leve movimiento del pie-, SEAT Drive Profile, sistema de conectividad Full Link, -que permite conectar el ‘smartphone’ al coche mediante Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link-, sistema de navegación con actualización cartográfica y pantalla táctil a color de 20,3 cm (8’’), tarjeta SD, puerto USB (con chip Apple) en la consola central, con conexión Aux-In/iPod Connection, reconocimiento de voz y sistema de sonido de 8 altavoces.

El modelo, que ya se encuentra a la venta en los concesionarios, parte de un precio de 31.340 euros, aunque mediante descuentos y promociones se puede conseguir desde unos muy atractivos 27.840 euros.