Este es el uBox, el último prototipo de Toyota

Ha sido creado y fabricado a mano por alumnos de la Clemson University de Carolina del Sur

Actualizado:

Tiene un diseño exterior juvenil e inconfundible junto a un interior versátil para un prototipo de propulsión eléctrica que pretende atraer a la próxima generación de compradores: la Generación Z.

Se trata del último concepto de Toyota, que ha sido diseñado, creado y fabricado a mano por alumnos del Centro Internacional de Investigación en Automoción de la Clemson University en Carolina del Sur (Estados Unidos).

La mayoría de vehículos norteamericanos de Toyota se diseñan en el sudeste de Michigan. Sin embargo, el más reciente prototipo tiene sus raíces en la arcilla roja de Carolina del Sur. Este prototipo innovador y flexible denominado uBox, pretende atraer a la próxima generación de compradores de vehículos: la Generación Z —nacidos desde principios de los 90 hasta finales de la primera década de los 2000—.

El uBox es fruto de una colaboración de dos años entre el CU-ICAR y diseñadores e ingenieros de Toyota Motor North America. Denominado Deep Orange, el proyecto sumerge a los alumnos en los distintos aspectos del desarrollo de automóviles, desde los estudios de mercado y de diseño hasta todo lo referente a la ingeniería y la fabricación.

Según ha explicado Johnell Brooks, profesor asociado de la carrera de Ingeniería en la Universidad Clemson, el proyecto Deep Orange «ofrece a los alumnos una experiencia práctica con el proceso de desarrollo de automóviles, desde la detección de oportunidades en el mercado hasta la fabricación del vehículo».

El cliente para el que está pensado el uBox es un joven emprendedor que busca un vehículo que le resulte útil para actividades recreativas durante el fin de semana pero que también pueda ofrecerle un espacio de oficina u otros usos profesionales o personales durante la semana.

Principales características

El uBox tiene un diseño exterior audaz, juvenil e inconfundible, en línea con el anhelo de destacar que caracteriza la personalidad de la Generación Z, con una presencia poderosa que transmite movimiento hacia delante, incluso estando parado.

Su interior es versátil, y puede reordenarse para distintas actividades, desde trabajar hasta transportar cargas voluminosas. La baja altura del suelo permite montar unos asientos reconfigurables y extraíbles sobre unos raíles deslizantes, que pueden estar integrados en el piso.

Las rejillas de ventilación, los contornos de las pantallas del salpicadero y los acabados de las puertas se pueden personalizar y materializar con tecnología de impresión 3D y existe una comunidad en línea para que los propietarios puedan compartir ideas de diseño.

Cuenta con un motor compacto, totalmente eléctrico y de doble uso, que ofrece una conducción apasionante y energía sin emisiones para alimentar aparatos electrónicos y todo tipo de dispositivos, a través de varias tomas de 110 V situadas en el interior y el exterior.

Una característica en particular que atrajo la atención de Craig Payne, Director del Programa Ejecutivo de Toyota North America, fue la técnica exclusiva de pultrusión —un tipo de proceso productivo de materiales plásticos— desarrollada por los alumnos. Fue empleada para unir unos raíles de fibra de carbono compuesto con aluminio para soportar el techo curvo de cristal.

«La pultrusión del techo fue algo inesperado y muy interesante cuando empezaron a hablarnos del prototipo», afirma Payne.

Toyota y el Equipo Deep Orange de la Universidad Clemson presentaron el uBox en el Congreso Mundial de la Sociedad de Ingenieros de Automoción, en el Cobo Center de Detroit, a mediados de abril.