El Ford Edge prepara su «desembarco» en España

El nuevo SUV llegará a los concesionarios a finales de mayo dispuesto a competir en el segmento de los todocamino medios y «premium»

MUNICHActualizado:

Ford completa su gama de vehículos SUV con el modelo Edge, un coche que ya triunfa en los Estados Unidos y que ahora llega a Europa para competir con muy buenas cartas en el segmento de mayor crecimiento del mercado.

Los alrededores de Munich ha sido la localización elegida por la marca para presentarnos el modelo, que desde finales de mayo llegará a los concesionarios para enfrentarse a vehículos que van desde los Kia Sorento a representantes del segmento premium como los Audi Q5 o BMW X3. Es un amplio espectro en el que la competencia es dura, pero que el modelo de Ford afronta con ganas tanto en la parte alta como en la parte baja del segmento.

Sus armas son unos motores diésel de bajo consumo, un sistema de tracción inteligente, y unos acabados interiores de calidad (que nada tienen que ver con el modelo americano) con tecnología puntera. Respecto a los modelos más lujosos, el Edge no tiene mucho que envidiar, y además juega cojn la baza del precio, ya que la gama parte de 43.425 euros para el acabado básico Trend. si bien es cierto que las ventas de esta variante van a ser testimoniales, por lo que el cliente medio del nuevo SUV de Ford se va a tener que decantar por el acabado Tinanium (desde 46.425 euros) o el Sport (desde 47.925 euros). Todos ellos con un equipamiento muy completo.

Por mecánicas, el Edge europeo se ofrece con motores diésel TDCi 2.0 litros; una versión de 180 CV con aceleración 0-100 km/h en 9.9 segundos y una velocidad punta de 200 km/h, o una versión de 210 CV biturbo que alcanza una aceleración de 0-100 en 9.4 segundos y una velocidad máxima de 211 km/h. Ambas versiones consumen 5.8 l/100 km y cuentan con emisiones de 149 g/km CO2. Los modelos Edge TDCi de 2.0 litros y 180 CV están equipados con un cambio de marchas manual de seis velocidades, y os modelos de 210 CV con una versión automática Powershift de seis velocidades que puede operarse mediante levas instaladas de serie en el volante.

Tracción Total Inteligente

Todos los motores están equipados con el sistema de Tracción Total Inteligente de Ford que ofrece una transición de par ininterrumpida entre las cuatro ruedas para conseguir una sujeción más segura a la carretera, especialmente en terrenos resbaladizos. El sistema recoge datos de 25 sensores diferentes para medir el agarre de las ruedas a la superficie de la carretera y pueden ajustar el envío de par hasta un 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras en menos de 20 milisegundos.

La Tracción Total Inteligente puede ajustar la distribución de par de manera preventiva para evitar el giro de ruedas, facilitando las cosas a los conductores y haciendo posible viajes más suaves a los pasajeros. Al enviar par solo donde y cuando es necesario, el sistema tiene un impacto mínimo en la eficiencia de combustible, las emisiones de CO2 y el desgaste de los neumáticos en comparación con sistemas de tracción a las cuatro ruedas permanente.

El Ford Edge es grande. Los pasajeros de las plazas traseras no podrán poner problemas por la altura, ya que cuentan con un espacio para la cabeza de 1023 milímetros y de 1536 mm para los hombros, más amplio que el de modelos competidores de mayor tamaño que incluyen el Audi Q7 y el Volkswagen Touareg. El espacio la fila delantera también es de los mejores del segmento. En cuanto al maletaro, la capacidad de carga, de 1.847 litros con los asientos traseros abatidos, está entre las mayores del segmento, a lo que hay que añadir zonas de almacenaje adicionales alrededor de los arcos de las ruedas. Incluso se ha aprovechado el espacio alrededor de la rueda de repuesto.

En cuanto al interior, llama la atención la calidad de los materiales empleados. Componentes funcionales tales como las manillas de las puertas, los controles del volante, los conductos de ventilación o los portavasos cuentan con un acabado metálico satinado, que en el caso de la consola central se ha realizado en negro piano. Quizás lo único que desentone un poco en este entorno es el pástico negro que rodea a la pantalla multimedia.

Los asientos y acabados interiores cuentan con un aspecto distintivo en cada uno de los tres niveles de especificaciones, Trend, Titanium y Sport. El cuero está disponible en una selección de tres gamas cromáticas que se ajustan a los gustos individuales; negro Ébano, un color crema pálido llamado Cerámico y un rico marrón Coñac.

Los asientos de los modelos deportivos pueden especificarse en una combinación de cuero y Miko-Dinamica, un ante ecológico obtenido a partir de poliéster reciclado que acentúa los laterales para ofrecer un aspecto deportivo.

En materia tecnológica, no falta de nada, pero destaca especialmente el sistema de control de ruidos activo, que mide ondas de sonido molestas (como el ruido del motor) y las anula. De este modo separa los sonidos que realmente queremos escuchar, como la música o lunaa conversación, para que podamos oírlos con claridad.

El Edge cuenta también con un sistema de dirección adaptativa que permite una conducción sencilla en todo momento y en cualquier condición, incluso al aparcar. A velocidades reducidas, como por ejemplo en las maniobras para aparcar, se necesita girar menos el volante. A mayores velocidades, la relación de giro adopta automáticamente valores más convencionales para conducir de forma más cómoda y segura. También se ofrece un modo deportivo. Al activarlo, la conducción en carreteras sinuosas se vuelve más estimulante, ya que se necesita girar menos el volante para tomar las curvas.

También como elemento de segurida destacable una pequeña cámara panorámica situada en la parte delantera del coche envía imágenes de pantalla dividida a la pantalla multifunción del vehículo,de modo que podemos detectar otros vehículos, ciclistas o peatones que se acerquen desde cualquier lado. Esta nueva tecnología está disponible como opción.

Tampoco falta el el nuevo Edge un Sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico, capaz de identificar señales permanentes o temporales situadas junto a la carretera o sobre ella. El salpicadero indica la velocidad máxima o muestra un icono de prohibido adelantar, que cambia cada vez que se entra en una zona con un límite distinto.

El Ford Edge utiliza cámaras, radares y sensores para apoyar a 18 tecnologías avanzadas que pueden reducir el estrés de la conducción. Entre ellas el Asistente Precolisión con Detección de Peatones, que activa el freno si es inminente una colisión con un vehículo delantero, y está diseñado para detectar personas en la carretera o cerca de ella y activar los frenos si se detecta una colisión potencial.

Otros elementos son los faros LED, que utilizan el Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa de Ford para ajustar el ángulo de haz de luz al entorno de conducción, o la Tecnología de luces largas, que detecta vehículos por delante, tanto los que cruzan como los que circulan en nuestra misma dirección, y bloquea la luz que podría deslumbrarles manteniendo la máxima iluminación en otras áreas.

Y a la hora de maniobrar también podemnos contar con asistentes como el de Estacionamiento Perpendicular, que puede detectar plazas de estacionamiento y maniobrar en modo manos libres en batería de la misma manera que el Active Park Assist les ayuda a aparcar en paralelo. A esto se suma el Park-Out Assist, que ayuda a los conductores a salir de un espacio de estacionamiento en paralelo. El sistema opera el volante, mientras que el conductor maneja el acelerador y el freno. O la ayuda de Estacionamiento Lateral, que emite alertas sonoras e indicadores de distancia en pantalla con obstáculos que rodean al vehículo, y la alerta de tráfico Cruzado avisa a los conductores que están maniobrando para salir de una plaza de estacionamiento de vehículos que pueden estar aproximándose por detrás.

Sistema de cámara de visión frontal, limitador inteligente de velocidad, información de putnos cuegos o cinturones traseros inflables son otors de los elementos destacados de una larga lista incluida en el nuevo Edge.

En la práctica, y en las viradas carreteras alemanas que tuvimos la oportunidad de conducir en nuestra toma de contacto, nos permiten concluir que se trata de un coche cómodo, silencioso, sin excesivas inercias teniendo en cuenta su gran tamaño, y con un consumo muy sensato. Características que lo convierten en un vehículo mjuy competitivo. Uno más a tener en cuenta a la hora de elegir coche entre el segmento más de moda. Con argumentos para convencer tanto a quienes buscan entre los coches de acceso (por precio), como a los que prefieren hacer su elección entre los representantes de las marcas «premium» más tradicionales.