Ghibli: más potente, pero más eficiente

El Maserati más accesible actualiza algunos parámetros y gana fuerza en su declinación de gasolina estándar

MadridActualizado:

El Maserati más accesible, el sedán Ghibli, mejora algunos aspectos del habitáculo, el equipamiento y sus motores, ahora con más opciones de personalización y hay mayor cantidad de asistentes a la conducción.

Por una parte, el propulsor de gasolina 3.0 V6 desarrollado por Ferrari da ahora 20 CV más, hasta los 350 CV, mientras que en los Ghibli S y S Q4, de tracción total, queda en 410 CV. Por su parte, el Ghibli Diesel mantiene el 3.0 V6 de 250 ó 275 CV. Y para ahorrar combustible y aquilatar emisiones, unos y otros se dotan de sistema de parada y arranque mecánico start&stop.

Estrena tonos de carrocería, juegos de llantas y accesorios decorativos opcionales de carbono para manecillas, carcasas de retrovisores, pilares y alerón trasero. Hay un segundo paquete interior alternativo que personaliza volante, levas del cambio, molduras decorativas y umbrales de puerta.

Junto a acabados básico, Luxury (más lujoso) y Sport (de corte más deportivo), el Ghibli recibe un nuevo equipo multimedia con pantalla de 8,4 pulgadas y nuevo mando en la consola para manejarlo, mientras que la climatización añade sensor de calidad del aire.

Como extra puede dotarse visión cenital y de Advanced Driver Assitance, con programador de velocidad activo dotado de detención y reinicio de la marcha en atascos, alerta de cambio de carril no deseado, detección de alcance trasero, aviso de tráfico cruzado trasero con frenado de emergencia y servofreno de emergencia con detección de obstáculos.

El Ghibli ya se puede configurar además con iluminación adaptativa (serie para los S y S Q4), personalización Ermenegildo Zegna con tapicerías y combinaciones roja (sobre estas líneas), negra y marrón...