HYUNDAI NEXOEl coche que solo emite agua al circular

El primer coche de hidrógeno matriculado en España purifica el aire por donde pasa, al tiempo que presume de acabados Premium

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Hyundai Nexo abre, sin lugar a dudas, una nueva época. Se trata del primer modelo impulsado por hidrógeno matriculado en España. Una tecnología aún en estado embrionario en Europa pero con mucho potencial, gracias a las enormes ventajas que ofrece.

Esta tecnología permite en la práctica alimentar al vehículo, cuyo funcionamiento es por lo demás idéntico al de un eléctrico, de una forma similar a los automóviles de combustión, con recargas de apenas 5 minutos que bastan para recorrer cientos de kilómetros. Además, si el hidrógeno se produce mediante energías alternativas, el único residuo que se produce es agua.

Presentado en el Salón de Ginebra 2017 y confirmado en el CES Las Vegas de 2018, el nuevo Hyundai Nexo forma parte del plan de la marca para introducir hasta 18 vehículos ecológicos de cara al año 2025, y conseguir así un medio ambiente más limpio. Su comportamiento dinámico es idéntico al de un eléctrico: sin ruidos y con un gran par desde el momento de iniciar la marcha. La mayor diferencia llega a la hora de recargar: en lugar de necesitar horas, bastan unos minutos para rellenar los tres tanques de hidrógeno, situados bajo los asientos traseros y bajo el maletero, y con capacidad para 156 litros. El proceso de recarga es idéntico al repostaje de un coche de GLP o GNC, y similar al de un gasolina: basta con insertar un boquerel en la toma del depósito, situada en un lateral.

Comercializado desde desde 69.000 euros, el Nexo presenta además acabados propios de un vehículo Premium. Su interior, realizado en gran parte con materiales reciclados, es refinado, y su aspecto es tan futurista como el de su exterior. En él, destaca el cuadro, totalmente digital, y la gran pantalla de infoentretenimiento, de 12,3 pulgadas, inserta en el salpicadero. El habitáculo es espacioso, y el uso de una transmisión de tipo shift-by-wire permite además emplear el árbol de transmisión como espacio de carga.

Además de ser un escaparate tecnológico para Hyundai y puntal de su intención de mantener su liderazgo en esta tecnología, –ha llegado a superar el 60% de cuota en Europa con el ix35 de pila de combustible–, la marca ha dotado al Nexo con los últimos avances tecnológicos en materia de confort y asistencia a la conducción. Entre ellos, el monitor de ángulo muerto –una cámara que muestra los laterales en el cuadro al accionar los intermitentes–, asistente de conducción en autopistas (que en la práctica relega al conductor a un mero supervisor en vías rápidas) y aparcamiento remoto: basta con pulsar un botón para que el vehículo estacione, incluso sin estar en su interior. También destacan sus cuidados detalles, como las manetas retráctiles para la apertura de las puertas desde el exterior, que le permiten ganar en aerodinámica.

Sus cifras, además, son muy reseñables. En especial, la autonomía, de 666 kilómetros en ciclo WLTP, es decir, en condiciones reales de conducción, lo que bate a cualquier eléctrico del mercado. Por lo demás, el propulsor eléctrico, de 163CV, permite acelerar de 0 a 100 en 9,2 segundos. En cuanto a sus dimensiones, éstas son las propias de un todocamino de tamaño mediano grande, con 4,67 metros de longitud y un maletero de 461 litros.

Etiqueta «Supercero»

Los automóviles de hidrógeno, que basan su funcionamiento en la generación de electricidad a través de una pila de combustible, cuentan con el distintivo «cero emisiones». En el caso del Nexo con mayor razón, puesto que no solo no emite CO2 a la atmósfera sino que puede llegar a limpiarla, purificando el aire allá por donde circula. En concreto, según Hyundai, el Nexo reduce el equivalente a las partículas de polución producidas por dos coches diésel en un trayecto de la misma distancia, ya que su filtro permite eliminar hasta el 99,9% de las partículas.

En materia de seguridad, el hidrógeno tampoco supone ningún inconveniente: de hecho, el Nexo fue el todoterreno grande que mejores resultados logró en las pruebas EuroNCAP de 2018, en las que obtuvo cinco estrellas. En concreto, consiguió un 94 por ciento en protección de pasajeros adultos, un 87 por ciento en protección infantil y un 80 por ciento en sistemas de seguridad y asistencia a la conducción.

El combustible del futuro

El hidrógeno (H) es uno de los elementos más abundantes del universo. Es un gas incoloro e inodoro, prácticamente inexistente en su forma molecular. Sin embargo, como compuesto, lo hay en cantidades incalculables. Entre los compuestos del hidrógeno que se encuentran sobre la superficie, el más frecuente, de lejos, es el agua (H2O). Agua y viento son precisamente los dos elementos con los que se puede lograr el que para muchos es el combustible del futuro.

El funcionamiento de un coche de pila de combustible, simplificado al máximo, es el del proceso electroquímico que se produce al mezclar hidrógeno con oxígeno, aprovechado para lograr la propulsión del vehículo. Durante esa mezcla, se genera electricidad, que pasa a unas baterías y al motor.

El proceso sería el siguiente: en primer lugar, el hidrógeno almacenado en el tanque abastece la pila de combustible. Posteriormente, se proporciona un influjo de aire al conjunto de celdas de combustible del coche. Como consecuencia, la reacción del oxígeno del aire y el hidrógeno almacenado dentro de las celdas genera electricidad y agua, con la que se abastece el motor y la batería, expulsándose el agua sobrante al exterior del vehículo en forma de vapor.

Protagonista del Foro del Agua

El Hyundai Nexo será este martes protagonista en el Foro del Agua ABC - La Verdad, que se celebra en la Casa de ABC. Un evento en el que expertos y responsables políticos debatieron el uso y aprovechamiento del líquido elemento, y en el que participarán, entre otros, Cristina Narbona, presidenta del PSOE, Teodoro García Egea, secretario general del PP, Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Cs, Santiago Abascal, presidente de Vox, y Pedro Arrojo, de Podemos; además de Andrés del Campo, presidente de la Federación de Regantes, Lucas Jiménez, de Scrats y Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente.